viernes, 24 de marzo de 2017

ejemplo práctico de exageración en antena

A pesar de que Cárdenas me cae regulín tirando a mal, a veces me da rabia que sea tomado por toda la prensa como un «pim, pam, pum» general. ¿Por qué? Porque tanto criticarle todo el mundo sin poner ejemplos concretos hace que al final parezca todo una conspiración contra él o algo así... y pierde fuerza la crítica. 

Y Cárdenas además contribuye a esta idea hablando siempre de quienes le critican lo hacen por extraños motivos ocultos y todo eso. 

Él se atribuye una independencia ideológica que mágicamente le niega al resto de prensa y crítica. Si le critican a él y su programa es por motivos ocultos —que ojo, alguno seguro que los tiene, ¿por qué no?— o porque vienen pagados de su competencia, y si él critica es que ejercita una libertad que queda patente en cada programa. Niega la posibilidad de que si alguien le critica para mal sea porque realmente piensa y cree lo que escribe. 

El lunes se puso a criticar a los que le critican. Que oye... es muy libre, y por supuesto que puede hacerlo. Las críticas pueden ser dirigidas a la gente que critica, ¡sólo faltaría! Se metían un poco con que publicaron que a Cárdenas le sentó mal una imitación que le hizo Raúl Pérez sin haber consultado con él previamente. 

Reclamaba que si se dan a conocer los días que tiene malas audiencias, que se den también las buenas. Y vino a adjudicarse a Raúl Pérez como si fuera parte activa de su programa, cosa que es rotundamente falsa. Suena su voz grabada (de hace mil) y por pura casualidad. De paso, hablaba de credibilidad, de si daban las audiencias de sus programas de tele... Y de repente, a partir del minuto 5 del radiochip de hoy llega a decir: «...hace [hablando de sí mismo] el programa de radio más oído de España». Y de peso, se presenta como víctima de un lobby político. 

Radiochip del marcar paquete: 



Me hace gracia que pida a los medios un rigor exquisito con sus audiencias, cuando él se autoadjudica un liderazgo que no tiene. Vale que, en la publicidad, su cadena le vendiese como el programa que lleva más años ganando audiencia en esta galaxia siendo trola. Pero que se invente él mismo audiencias y pida rigor siendo que él ni pizca... Pues mira, mal. 

Así que como esto va de radio, vamos a ver qué audiencia hace Cárdenas en Europa FM. Primero, arriba, la audiencia acumulada en su tramo horario. Después, la audiencia hora por hora de los más escuchados que él y el siguiente programa al suyo en cada hora. 


Así pues, el programa de Cárdenas es el 5º más escuchado en su franja horaria (técnicamente empatado con el 4º). ¡Ojo! Que esto es una audiencia buenísima, buenísima. Pero no es el primero, obviamente, ni de lejana coña. Tendría que tener más del doble de oyentes para poder llegar al «más escuchado de España» a su hora. Puestos a pedir pulcritud y que se den los datos buenos y malos... Pues... Que empezase por él mismo no estaría mal. 

Y después, yendo hora por hora, él es 5º en su primera hora (aunque como repito mil veces, siendo pulcros con el error típico de la medida, los datos entre el 3º y el 6º no nos permitirían asignar con precisión un puesto o un orden real), en la segunda hora es 6º, y 4º en sus dos últimas horas. 

Pues que todo esté en su sitio. Es divertido que se atribuya liderazgos que no tiene y pida que el resto sean pulcros a la hora de dar audiencias. 

jueves, 23 de marzo de 2017

la sonrisa del mirón

Quizá debería haber titulado a esta entrada «El Club de la Comedia».

En septiembre de 1999 comenzó en Canal Plus aquel programa. Se trataba de unos monólogos que hacían unos cuantos actores cómicos y que hilaba Javier Veiga. Nadie sabía muy bien al principio cómo iba a ser eso. Los que vimos aquel programa —y éramos frikis de la radio ya— nos quedamos un poco alucinados cuando nos dimos cuenta de que muchos monólogos ya los conocíamos. Estaban repetidos. ¿Dónde habíamos escuchado aquellos monólogos de «El Club de la Comedia» si se trataba de un programa nuevo? Pues obviamente... en la radio. ¿Dónde si no? 

Los monólogos eran calcados a los que hacía Pablo Motos absolutamente todas las tardes en «La Radio de Julia». La gente diciendo «qué programa tan bueno y original» cuando los oyentes del recién desaparecido programa de Julia pensábamos que era una copia reciclada. Me recuerdo a mí mismo viendo un monólogo sobre comprar gafas. No podía ser. Me lo sabía entero. Cuando lo escuché en la radio me hizo tantísima gracia que me quedó grabado en la memoria. Bueno... y en una cinta de casette, claro está. 

No sólo me partía yo... Se partían también los componentes de «La Tremolina», que era la primera hora de programa. Mirad que muchas veces se parten en el programa aún hoy... Pero pocas veces habréis escuchado risas tan francas como las que acompañan a este monólogo de las gafas hecho por Pablo Motos en 1999. Radiochip gafoto: 


Algunos de estos monólogos fueron recogidos en un libro llamado «La Sonrisa del Mirón», que se editó precisamente en 1999. Obviamente, por radio tenían más gracia. Uno de los primeros ganadores de aquellos concursos de monologuistas de «El Club de la Comedia» fue Luis Piedrahíta, que luego ha colaborado con Pablo Motos años y años. Fue en su peli, «La Habitación de Fermat», cuando en un momento dado salen un montón de libros volando, y en la pantalla, en primer plano, durante unas décimas de segundo, aparece precisamente... «La Sonrisa del Mirón». Solo los megaultrafrikis nos dimos cuenta viendo la peli que aquel libro que salía en la peli era precisamente el de los monólogos que escuchábamos en la radio. ¿Mola o no mola?

Venga... Y para terminar, y para coronar la frikidad supina, hablaré de aquella «guapa con gafas» llamada Silvana Sandoval. En realidad se llamaba Blanca Mª Aguete. Fue una de las azafatas setenteras del «Un, Dos, Tres», y fue una de las colaboradoras de la Campos en «Pasa la Vida», y años más tarde la podíamos escuchar como voz de vídeos del «Corazón, Corazón» y de «Gente». ¡Toma castaña!

miércoles, 22 de marzo de 2017

publicidad descubierta

Estaba yo el otro día tan tranquilo, cuando me llegó un tuit de @paaq. Me ponía: «Acaban de colar un anuncio de Huawei como si fuera una noticia en el boleto de las 11 en la COPE». Total, que me pareció buen tema para el blog. Fui a escuchar el boletín y.... ¡Ostras! ¡Córcholis! ¡Repámpanos! ¡Anda la osa! ¡Qué flipante! Efectivamente, colaron publicidad como noticia. 

Iba a llamar a la entrada «publicidad encubierta», pero es que de encubierto esto tenía poco o nada. Radiochip descubierto: 


O sea, que Herrera había hablado en plan publirreportaje con el señor Huawei. Pues vale. Pero es que eso de colar sus declaraciones en un boletín... ¡En un boletín! Oye, que el departamento comercial estará alegre que te mueres. Pero es que los oyentes digo yo que se dan cuenta de que.... ¡coño! eso es un boletín. ¡Coño! Que es una publicidad ahí metida.

Pues nada... Vosotros diréis qué os parece... Porque puede que os dé igual. Pero puede que no. Yo qué sé. La cuestión es que para mí es una "contaminación" de los boletos, que casi deberían ser sagrados. 

martes, 21 de marzo de 2017

SER alternativos

Normalmente suele ocurrir que el programa más escuchado marca tendencia y hace que el resto de los programas tiendan a copiar. Ha ocurrido siempre, ocurre y ocurrirá. Hasta cierto punto es  una cosa inteligente y hasta cierto punto empobrece a la propia radio. 

Todos emiten más o menos el mismo tipo de programas a la misma hora. En parte está bien porque conforme ha pasado el tiempo, la radio ha sabido amoldarse a los gustos del oyente a cada hora.El esquema de programación en general lleva permaneciendo inalterado desde comienzos de los años 90 hasta hoy. Raro es quien se ha atrevido a probar cosas «alternativas», y luego no nos podemos quejar demasiado... porque normalmente quien se ha movido del esquema establecido, se la ha pegado. 

Bien... Los esquemas son los esquemas. Pero... ¿Y los contenidos? 

Vale que un informativo es un informativo. Hay presentadores que tienen tal o cual tono, tal o cual estilo... Pero poco hay que rascar. En cuanto a deportes, más o menos lo mismo. En cuanto a entretenimiento... Ahí sí se puede tener más juego. 

Pero ocurre una cosa: el tramo de entretenimiento de «Hoy por Hoy» (lo de Gemma, vaya) es de los más originales de las grandes radios. No hace nada del otro mundo, pero es claramente el distinto, el que tiene otros contenidos, el que tiene secciones distintas... El que se sale de la «fosforera imperante». 

El jueves pasado, en el tramo de 10 h a 11 h., la COPE, Onda Cero y RNE hicieron exactamente lo mismo: pedir a los oyentes que llamaran para que contasen exactamente la misma historia. LA  MISMA COSA EN TRES CADENAS A LA VEZ, EL MISMO TEMA.

LO MISMO. THE FUCKING SAME TOPIC.


Como se quedó colgado el teleférico del Teide, todos pensaron en hacer la misma cosa en todas las radios... menos en la SER. La cadena «alternativa» es la cadena líder. Mirad que durante un tiempo, hace años, dejé de escuchar a Gemma totalmente porque estaba hasta las narices de «temas sociales de mucha pena, lloros y quejas e intensidad máxima». Pero es que actualmente hay dos programas de radio: el de la SER (que ahora trata temas mucho más entretenidos y alternativos normalmente) y el de Herrera y los que intentan hacer lo de Herrera los de la competencia. 

¿No os lo creéis? Vamos a hacer la ronda por los tres programas de las generalistas nacionales del jueves pasado: 

Radiochip teleférico de la COPE. «Historias de atrapamientos». 



Radiochip teleférico de Onda Cero. «Encierros y peores experiencias en ascensores».



Radiochip teleférico de Radio Nacional. «¿Dónde se ha quedado usted encerrado en alguna ocasión?»



Venga... Que no puede ser que las otras tres cadenas den exactamente lo mismo. Pues mira... ya lo siento, pero si jugamos a «gracejo personal» y colorido en antena, no sé si es muy inteligente jugar a que Herrera se coma toda la tostada. Mientras, la SER, la líder, se curra contenidos alternativos. Y mirad que a Gemma le ha costado de toda la vida entre poco y nada «abrir teléfonos»... Pero es que toda la competencia juegue a hacer lo de Herrera es alucinante. 

A ver si alguno se inventa alguna otra cosa que sea algo original. 

¡Por cierto! Que si tanto os gustan las historias de ascensores y la radio, en el blog hay una serie de entradas sobre ascensores... 

2. Cuando García se quedó atrapado en el ascensor del hotel Palafox de Zaragoza. 
3. Cuando una chica se desmayó en el ascensor de la SER y le atendió un médico colaborador de Iñaki. 
4. Cuando Pumares le declaró la guerra a los de una empresa del edificio de la radio por apropiarse del ascensor todo el día. 

Si el tema es bueno... Pero por favor, que no hagan todos lo mismo. Que es que da hasta cosa pensarlo.

Otro día, si queréis, hablamos de los debates de los jueves de los programas deportivos. Que también, tela. 

lunes, 20 de marzo de 2017

Chuck Berry

A ver... El tema de hoy quizá debería ser Chuck Berry, que si su música, que si tal... Sí, vale. Lo será... en parte. 

Ahora que ha muerto a sus 90 años Chuck Berry (Charles Edward Anderson Berry se llamaba) es momento de hacer especiales, de hablar de su importancia, poner sus discos... Todo eso. Lo normal, vaya. 

Por otra parte, es muy importante que en un programa musical no se repitan temas, ir diversificando, ir poniendo de cosas variadas...

Mi pregunta es: ¿Qué hará José Miguel López, el de "Discópolis" hoy lunes? Porque da la casualidad de que está haciendo muchos programas que van de grandes discos de los años 70, y justo el programa del viernes pasado fue sobre... Chuck Berry. En su último programa estuvo hablando de que seguía vivo, de que tenía 90 años... ¡Qué casualidad! Así pues... ¿Repetirá tema? ¿Qué hacer en estos casos?

El programa completo lo podéis escuchar en este radiochip Berry: 



Todo el mundo recordamos aquella escena de "Regreso al Futuro" en la que Marty McFly se pone a tocar todo loco el Johny B. Goode, que era una cosa muy del futuro, porque estaban en 1955 y la canción era de 1958. De hecho, creo que muchos críos conocimos la canción (y por tanto a Chuck Berry) gracias a la peli. Y los un pelín más mayores, quizá por el baile famoso de "Pulp Fiction". Pero sus mejores canciones son... ¿Cuáles? Pues esto lo "resolvieron" en un programa de "6x3", de Radio 3, dado que había sido nombrado Nobel de la música... De Radio 3, claro, obviamente no iba a ser en Europa FM ni en Máxima. Otro radiochip Berry:



Pero vamos a lo curioso... Vamos al "Canciones Prohibidas" de Radio 5, de Luis Lapuente. Resulta que hace un par de semanas el tema de la píldora de Radio 5 fue una relacionada con la de "Pulp Fiction", que resulta que los de la BBC la prohibieron porque eso de hablar de infidelidad tan claramente... Otro radiochip Berry:



Pero Luis Lapuente contaba que la BBC no fue la única radio que prohibió canciones suyas. Resulta que también una versión suya de "My Ding a Ling" fue censurada porque se decía que tenía relación con la masturbación. Otro radiochip Berry:


Sin radio pública, esta entrada hubiera estado casi vacía.

domingo, 19 de marzo de 2017

las Cortes Valencianas

Ya sé que no es el día de la Comunidad (que eso va en Octubre) sino el de la ciudad de Valencia. Pero bueno... Vamos a ver cómo sería el parlamento valenciano radiofónico si en vez de oyentes fueran votantes. 

Al igual que para el Congreso de los Diputados «radiofónico» del año pasado, pillamos la audiencia media del año pasado, aplicamos la ley electoral vigente con el número de oyentes... Y... ¿Qué Cortes Valencianas nos salen? 

Según el sistema electoral, el total de diputados son 99, de los cuales 24 son castellonenses, 40 valencianos y 35 alicantinos. Y quedaría la cosa así: 


Pues... bueno, parecido al total español. La SER sacaría 44 de los 99 «oigo-escaños» valencianos. Vendrían 17 de Valencia, 14 de Alicante y 13 de Castellón. La COPE sería la segunda, con 23, de los cuales 10 serían valencianos, 9 alicantinos y 4 castellonenses. 

Y luego, Onda Cero sacaría 17 (5 castellonenses y 6 en las otras), RNE 12 en total (2 en Castellón y 5 en las otras), y esRadio sólo 3 (2 en Valencia y 1 en Alicante). Como ya no hay Ràdio 9... Pues nada, nada de Ràdio 9. 

Ehm... Vale, vale. Ya sé lo que estás pensando... ¿Cómo estaba este mismo «Audioparlamento Valenciano» cuando aún existía Ràdio 9? Nos tenemos que remontar a 2013. Sí, ya sé que el tema político estaba distinto, que el resto de radios tenían un panorama distinto... Pero esto es un juego. Vamos a mirar cuál sería en 2013. Juguemos. 


Bueno... tampoco es que cambie tanto la cosa. Llama más la atención el trasvase de oyentes de Carlos Herrera de Onda Cero a la COPE que la existencia o no de la autonómica valenciana. Andaba yo preguntándome si la audiencia de la autonómica era más del sector «en plan Compromís» (ya que era una radio en valenciano) o más del sector «PP» (ya que era una radio del gobierno del PP que por aquel entonces seguían eternizándose en el poder mediático). 

La cuestión es que La SER en 2013 hubiera sacado 47 «oigo-escaños» (19 por Valencia, 17 por Alicante y 11 de Castellón), Onda Cero 21 (5 en Castellón y 8 en el resto), la COPE 13 (6 de Alicante, 5 de Valencia y 2 de Castellón) y Radio Nacional 4 en cada provincia. Los de esRadio hubieran salido con sólo 2 (uno en Valencia y otro en Castellón), y la autonómica 3 en Valencia y 1 en Castellón. 

El radiochip fallero de hoy es de los informativos de la autonómica valenciana. 


En realidad todo esto venía porque quería ver si la ausencia de la autonómica tenía había beneficiado directamente a alguna otra radio... Y resulta que no, aparenemente. O se perdieron o se diluyen por todas las cadenas, pero no podemos decir que los oyentes de Ràdio 9 se pasasen a una determinada radio. Y para los perspicaces... En este juego parlamentario están contadas todas las generalistas, incluida Catalunya Ràdio, también en 2013. No «consiguen» ningún escaño ni de lejos. 

Que los valencianos me saquen de dudas... ¿Qué tipo de audiencia tenía la autonómica valenciana? Lo que molaría es saber su percepción. 

sábado, 18 de marzo de 2017

sinceridad

Ocurrió el jueves en el "Hora 25".

Como sabéis, en la radio muchas crónicas e informaciones van grabadas. El presentador que esté en cada momento da paso al redactor al que escuchamos dar la información, ponen el corte, y van hilando noticias. 

Para que dé más sensación "de potencia", hasta los saludos van grabados. En todas las radios, ojo. Dicen: "Hola, Fulanito, pues sí, este jueves el presidente de tal y de tal ha dicho que..." Incluso en muchas ocasiones, hilan el discurso en plan: "Pues sí, Menganita, como bien decía la menestra de verduras..."

Esto implica que cuando graban las crónicas tienen que saber previamente quién va a estar presentando el programa. ¿Qué pasó el otro día en el "Hora 25"? Pues que la crónica de Inma Carretero estaba grabada con un "Àngels" en medio (min 1:40 del radiochip), cuando el que presentaba era Pedro Blanco. Así que Pedro Blanco salió del paso como podéis escuchar en este radiochip del intercambio: 


Cuando estaba yo escuchando me dije: "Y ahora a ver si dice algo". Porque podía habler escurrido el bulto, claro. Total... Pero eso, sinceridad. Quedar natural, simpático y no hacerse el longuis. Un silencio, y a otra cosa. Lo que hubiera quedado raruno hubiera sido no decir nada. 

De vez en cuando mola sacar momentos simpaticotes y curiosos de radio como éste, que ocurrió el jueves pasado. Pero ojo... La semana que viene va a estar plagada de momentos ocurridos el jueves 16 de marzo. Ha dado para muchísimo. 

viernes, 17 de marzo de 2017

tu cara me suena

No os lo vais a creer, pero vamos a escuchar unos cuantos radiochips antiguos pero muy actuales, y vienen muy a cuento todos por separado. 

Como todos habréis visto en la tele, Pablo Iglesias —madre mía, lo que da de sí últimamente— estuvo el otro día «imitando a su perro» en la versión web de «Como el Perro y el Gato» de Onda Cero. No fue por la radio sino en un «alargamiento cibernético» del programa. 

Así que hablando de imitaciones —parece como si hubiera sido guionista del «Un, Dos, Tres», ¿verdad?— me ha venido a la cabeza uno de los programas más exitosos de la actualidad: «Tu Cara Me Suena». Como todos sabéis, es un programa de imitación en cuyo jurado hay gente también relacionada con la radio, como Carlos Latre, Àngel Llàcer (que por cierto copresentó un programa en Catalunya Ràdio llamado «Els Optimistes»), Chenoa (que incluso pasó por las noches de Radio 4G)... Y su presentador fue imitador en la tele y primero, en la radio. Manel Fuentes ha estado muchos años haciendo el «Problemes Domèstics» en Catalunya Ràdio y RAC1, y en la pública, durante algunos años, estuvo haciendo el programa de las mañanas. 

Pero... ¿Cómo llegó a la radio Manel Fuentes? Pues por una imitación. Se lo preguntó hace muchos años Toni Marín en «La Ventana del Verano». El hermano de Fuentes llamó a TV3 para que su hermano imitara a Cruyff y... Radiochip me suena: 



Y así tenemos a Fuentes, que se fue a imitar a su querido Bruce a los EE. UU. O sea, haciendo lo que hacen los que participan en el programa que presenta. 

Total... Que Fuentes durante algunos años fue competencia de otro famoso humorista que hacía las mañanas... Federico Jiménez Losantos. No, esto no es una crítica en plan político del rollo moderno de: «ja, ja, es que lo que dice Federico bla, bla, bla, y me parece de humor». Muy del siglo pasado es ese humor. Esto es una crítica radiofónica que no es tanto negativa (es divertido) ni positiva (se supone que es un programa de información seria). Es que una de las gracias que caracteriza a «Es la Mañana de Federico» es que utiliza en sus extensos monólogos el humor y las imitaciones de manera casi continua. Y cada día va a más. 

Y otro radiochip de hoy va de cuando fue a Zaragoza en 2014 a hacer el programa, y se puso a imitar, por ejemplo, a Pujol.

Además, la gente se lo pasó genial con la imitación, que además fue todo muy gestual. Otro radiochip me suena (minuto 15 o así): 



Qué buena imitación. «Yo es que no he visto a Federico por ningún sitio». —Ahora he parecido un guionista de Gestmusic—.

Y ojo... escuchado lo que decía entonces Federico, años más tarde resulta que tenía razón. Se metía mogollón con que si Pujol robaba a manos llenas, que si Oriol Pujol lo otro, que si Mas... Bueno, en la propia web de esradio resumían esta entrada con la frase: «Federico analiza cómo Artur Mas sigue incumplimiento la ley al seguir adelante con su desafío separatista pese a la suspensión del TC.» 


En el siguiente radiochip me suena la vamos a escuchar haciendo de Aznar y José María García, que son un excompañero de cadena y un ¿exlíder espiritual? para él:



En el siguiente radiochip me suena, de Rey emérito, que es una persona a la que le atiza tanto como cualquier podemita medio:








Ojo, porque en plena tertulia de cotilleo, sin que Rosa Belmonte se diera cuenta, Federico entró en el clonador y le caracterizaron de Luis María Ansón. ¿O es Anson? Por favor, que alguien me lo aclare.



Federico, lo mismo hace de rey que de dictador. ¡Venga ese Franco! ¡Que no se diga!

Radiochip me suena versión dictatorial:






¿Quién en su vida no ha imitado a Ruiz-Mateos? Federico, por supuesto, también. Radiochip me suena de jerezano. Que siempre, en todos los programas de imitaciones tiene que hacer cosas del sur:



Y para terminar con Federico, le hacemos llegar a la final imitando a Pablo Iglesias, que es el famoso imitador de perros. Es de estas imitaciones que se hacen fatal pero «capta la esencia del personaje» y que en nada se le parece. Aquí otro radiochip me suena tu coleta:



Luego también me gusta recordar otro compañero de cadena que tuvo, César Vidal, que una vez se puso a imitar a Fraga. Como fue un radiochip pasado, enlazo, y a otra cosa.

A veces los de la radio no son los que imitan sino los que buscan parecidos muy razonables. Si lo de Federico ha vuelto a estar de actualidad, el radiochip que viene ahora también está de actualidad porque es de antes de ayer. En «Julia en la Onda», Raquel Martos encontró un parecido muy razonable entre Tamara Falcó (que va a misa siempre para rezar) y Rita Maestre (que fue una vez para enseñar cacho). Demostró que ambas son iguales en cuanto a voz en este otro radiochip me suena:



Flipante, señora. De hecho, Federico le llama a la segunda «Pitita Maestre». Aunque hay que decir que siempre he mantenido que si hay dos personas en la radio que se imitan sin saberlo el uno al otro al hablar son Abellán y Bertín Osborne. Estaba buscando algún radiochip de cuando Bertín iba de vez en cuando a «El Tirachinas» de la COPE, porque no sabías muy bien quién hablaba. Pero bueno, ya está todo quitado de su web, así que nos quedamos con las ganas.

Y para terminar, alguien que se dijo que estaría en la sexta edición de «Tu Cara me Suena» —que no sé si al final será verdad o no— es Raúl Pérez, que es sin duda uno de los mejores imitadores que hay en España. En el «Todo por la Radio» a veces aparece, y he traído un día en el que hace de Fernandisco transformado en «SERnandisco», en el que cantaba, imitaba.... Me parto con este radiochip me suena. Lo de Raúl Pérez va en el minuto 35, pero no lo he querido cortar, porque escuchar el «Todo por la Radio» siempre es genial... Que si Piedrahita, que si Iñaki de la Torre...



La versión corta de la de Enrique Iglesias es genial. Verdaderamente genial.

Y para terminar del todo, los que siempre están parodiando canciones en la radio, imitando y haciéndose pasar por otros cantantes son los del Grupo Risa. Si alguien ha hecho canciones y parodias en la radio son ellos. Hay tantas... He elegido casi al azar un radiochip me suena en el que respondían a Salvador Sostres en el programa de Herrera con una canción haciendo de Roberto Carlos, en donde veréis que Miner le clava:



Y seguro que se os ocurren más ejemplos... Que nunca falten ejemplos de estas cosas que nos dan vidilla a los oyentes. 

jueves, 16 de marzo de 2017

la misa de la pública

Ya que estamos con el tema, vamos a recordarle a Podemos que la misa no sólo va por La 2. La misa tabién se retransmite por Radio 5, que es pública. Se emite los domingos de 8.15 h a 9 h. Pero no tengo datos de audiencia... así que bueno... A saber si la audiencia de esta misa también sube o no como la espuma. 

Hoy, tres cuartazos de hora de radiochip revolucionario de la misa por Radio 5. De la semana pasada.


Bueno... Que la radio pública, además, tiene otros programas religiosos. Por ejemplo, uno del que ya hablé en el blog y que está dividido en tres partes: el informativo musulmán, el evangélico y el judío. Se trata de un programa llamado «Fe y Convivencia» y que según escribí el año pasado, el año anterior tuvo una audiencia media de 5.000 oyentes.

Y seguimos en la radio pública... Porque antes de que Menéndez salude al personal a las 6 h. de la mañana, que Drácula está echándose aún el penúltimo chupito de 0 positivo, resulta que hay un espacio de siempre llamado «Alborada», que es un espacio de «reflexión para empezar el día». Escuchad este otro radiochip revolucionario:


Pero la misa más escuchada en la radio es la de la COPE. Se emite después de la de Radio 5, así que mira... ni se contraprograman ni nada. Qué organización. ¿Qué audiencia suele hacer? Pues bueno... yo siempre he mantenido que la audiencia de la misa de la COPE era un dato postureico de toda esa gente que va de «yo siempre voy a misa, y si no puedo la oigo por la radio, señor entrevistador, ¿sabe usted?». Pero visto lo que ha pasado con lo de La 2... A saber si es verdad y me tengo que comer mis palabras. 

Vamos a ver lo que dice el EGM sobre la misa de la COPE de los domingos, por eso de cotillear cuál es su audiencia media y todo eso. Ya sabéis que los datos de fin de semana bailan charlestón, pero podemos ver una media a lo largo del tiempo... 





















Pues parece que la audiencia de la misa, curiosamente, está incluida por la audiencia propia de la cadena. O sea... que hay oyentes de la misa que lo deben de ser porque son de la COPE el resto del día, supongo. La cuestión es que actualmente la misa de la COPE tiene aproximadamente unos 400.000 oyentes. Flipa.  Que igual se han ido la mitad a La 2, oye. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

¡memo!: «¿el angelus?»

Ahora que Podemos habla de si emitir o no emitir la misa por la tele pública... Que como sigan en este plan, van a hacer subir las audiencias de la misa de la COPE, la de Radio 5, y si me apuráis y toda Radio María.

Hace 5 años me dio por hablar de eso que ocurre en cadenas como la COPE, Intereconomía o Radio María justo a las 12 h. de la mañana —me niego a decir que eso sea mediodía—. Se trata del ángelus, que en 1981 —en tiempos de UCD— desapareció de RNE, con todas las críticas que eso les supuso. 

Recordé este editorial del ABC: 


Y el radiochip angelical de aquel día iba sobre cómo lo hacen en la COPE ahora, a dos voces, para que quede fácil de escuchar: 



Al día siguiente hablé de cómo se daba antiguamente en RNE. Resulta que me escribió al blog la hija del que daba en tiempos el ángelus en la pública, y me dijo que quería que lo recordara. Así que aquí va este otro radiochip avemariesco:



Y las aportaciones en los comentarios del blog... Pues muy interesantes y variopintas. Galván decía:

«En Radio María tuvieron la sana costumbre durante varias temporadas de repetir el rosario entre las 12 y la 1 de la madrugada. En 5 minutos te quedabas dormido como un bendito.»

Anda que escuchar Radio María y su rosario... Y ojo a los datos, porque @DiexistaFM comentaba:

«Radio María te retransmite las misas en calidad telefónica como si fuera un partido de fútbol, a las 19 o así están casi siempre, esto lo hace también Renascença en Portugal y creo que la Radio Pública Sueca, no sé si la SR1 o la SR3 no recuerdo ahora.»

Ojo al comentario de Tomás Uriarte:

«Aunque no soy practicante el ángelus me parece menos pasado que algunas de las cuñas publicitarias que casi todo el mundo se traga sin rechistar.»

Más ojo aún a la aportación de Víctor:

«En la COPE se emitió durante muchísimos años el santo rosario a las 7 de la tarde. A mediados de los 80, cuando yo trabajaba en la actual COPE Zaragoza, se decidió dejar de emitir el rosario por la emisora de Onda Media y pasarlo a la, por entonces, "extraña" Popular FM. El asunto era que, en mitad de la programación musical de la emisora, se metía la cinta con el rosario grabado. Vamos que pegaba mogollón. 
Durante muchos días hubo cientos de llamadas, sobre todo de señoras mayores, que reclamaban su rosario de toda la vida, y que no sabían ni que "demonios" era eso de la Fm. El invento duró muy poco tiempo, escasos dos o tres meses allá por el invierno de 1986, y se dejó de emitir el rosario en Radio Popular de Zaragoza y, me imagino, en todas las emisoras de la COPE en España.»

Atención —sí, es que todo son aportaciones interesantes— al comentario que dejó Starfish Prime. Abre un tema, de hecho: 

«Una amiga mía que trabaja de locutora en una emisora local de la COPE retransmitió una vez el Angelus. Lo gracioso es que ella en la universidad militaba en las juventudes de un partido nacionalista de izquierdas, pero solo encontró en la cope.
Por lo que he podido ver cuando he estado en contacto con el mundo periodístico, los medios conservadores tienen personal de todo tipo, desde hippies hasta miembros del opus, sin embargo en los medios de izquierdas casi todo el mundo es del mismo patrón.»


José I. explicaba cómo estaba el tema en otros países: 

«A mí no me parece mal que una radio pública en un país democrático tenga en cuenta los gustos e intereses de la población a la que se dirige y que la paga con sus impuestos o con otro tipo tasa o canon (por ejemplo en Portugal con la factura de la EDP).
Por eso veo bien que los domingos Radio 5 emita una misa, por ejemplo. Igual de bien que "Tablero Deportivo". El fútbol forma parte de la vida, y las misas también. En todas las radios públicas europeas que conozco (Reino Unido, Portugal, Alemania, la secularizadísima Suecia, etc) existen programas de contenido religioso y en la mayor parte de ellos también se emiten misas.
En lo público creo que todo debe tener cabida. [...]»


Y un anónimo decía que a día de hoy rezaba con la emisión del ángelus. De todo hay en el blog, señora. 

«Como católico practicante me parece estupendo que la COPE retransmita, aunque sea en versión corta, el ángelus. De hecho soy de los que lo rezan al oírlo. Me siento orgulloso de hacerlo y no tengo problema en reconocerlo.»

Y para terminar, aunque se salga del tema, vuelvo a otro comentario de José I., que aunque sea una curiosidad más bien anecdótica y televisiva, me moló leerlo:

«[...] Incluso recuerdo que en una de las preguntas requetebuscadas con las que acababa el concurso 3x4 de Julia Otero (que luego le pasaría el testigo a Isabel Gemio), aquella que debía resolverse con la ayuda de tres teléfonos y los listines telefónicos de las 50 provincias españolas, tenían que adivinar algo sobre la vida del párroco de la iglesia desde cuyo campanario aquel día se había emitido la emitido la señal horaria de RNE. No se me olvida porque acabaron descubriendo que había sido desde la iglesia de San Juan en Cáceres y en mi casa nos hizo mucha ilusión... Jejejee, hay que ver las cosas que nos hacían ilusión en aquella época a algunos ;-) [...]»

Pues eso... Que una cosa tan corta puede dar para mucho. 

martes, 14 de marzo de 2017

el verdadero número π

El 14 de marzo (en los países anglosajones 3/14) es el llamado «día π». En realidad sería más lógico que en España fuera el 22 de julio, porque 22/7 sale 3,1429, y esto está más cerca del numerito en cuestión... Pero bueno. Convenimos que hoy es día pi. 

Esta chorrada me recordó un momento de radio, que es el radiochip de hoy. En una «primicia primiciosa» de hace muchos años en el programa de Gomaespuma, a las 8 h. en punto de la mañana, contaron la historia de una chavalilla a la que en el colegio le preguntaron por el número pi. Lo podréis escuchar en el siguiente radiochip pi:



Ya sé que es una chorrada, pero en aquel tiempo era todo muy moderno. Lo de siempre se cruzaba con «lo moderno». Y de eso quería hablar hoy. 

Que con todo esto de las redes sociales y las noticias graciosas de internet, es mogollón de raro que nadie cuente cosas originales para mandarlas a la radio, y también es mogollón de raro que las radios se curren los contenidos. Mucho mejor buscar en internet que buscar que los oyentes incondicionales manden cosas más allá de que escriban un gorjeo furtivo sobre un tema por el que previamente nos han preguntado. Con toda esto de la interacción actual se ha perdido la sorpresa. Nunca sabías qué te iban a contar como anécdota. Ahora todo el mundo va del rollo Herrera y le pregunta a los oyentes y de paso, por si son gilipollas perdidos, nos dan en antena un colorario de posibles respuestas graciosas —previsibles— para que cojan el teléfono y llamen, o para que manden mensajitos. 

Lo del humor muchas veces es como las cosquillas. Tú no te puedes hacer cosquillas. Y tampoco puedes esperar que la gente muera de risa con las posibles llamdas sobre un tema que seguramente son esperables. La gracia de este radiochip no sólo estriba en que no sabías cuál es su resolución. La gracia está en que no sabes de qué iba a ir, pero tenías la convicción de que iba a ser algo divertido. Y nada de alargar media hora el tema hasta cansar. Pim, pam, pum. Y a otra cosa. El buscar la historia buena no tiene que ser el resultado de una hora de llamadas hasta que sale una buena, sino que tiene que ser el restultado de un trabajo previo para que el oyente no se tenga por qué comer tanta farfolla de anécdotas de mierda y que no dicen nada.

Y que a veces pienso que para hacer lo de Herrera hay que ser Herrera. 

Lo de siempre se cruza a veces con «lo moderno». Pero el problema es cuando lo auténcico se cruza con lo artificial y desganado. Las dos cosas no se pueden dar siempre a la vez. Eso sería la cuadratura del círculo. Y el círculo es eso que para calcular sus dimensiones es necesario saber el valor de pi... y el radio. Y de eso iba hoy el radiochip: de radio y de pi.

lunes, 13 de marzo de 2017

TBO

Resulta que visitando el otro día «La Cabeza Llena» leí que en marzo de 1917, es decir, hace ahora 100 años, salió por primera vez a la calle la revista «TBO». Cuando se diga que algo es «más viejo que el tebeo», se puede decir que tiene más de una siglo. Ojito.  

Cuando estaba en el cole, en clase de lengua, la palabra «tebeo» era la típica que te ponían de ejemplo de neologismo en el que a partir de unas siglas y de una marca aparecía un nombre genérico. Una de las cosas que veo que diferencia mi generación de la siguiente es por el consumo de tebeos, o al menos de tebeos «patrios». Y por eso me gusta que pase por el blog Mortadelo y Filemón, el programa de Radio 5 «Viñetas y Bocadillos», y cosas así. 

Yo soy ultrafrikón de los tebeos. Crecí leyendo mogollón de ellos y no sólo solo sentado en el baño. Cuando me enteré de que mi madre me había tirado muchos de mis tebeos a la basura... ¡Por Dios! ¡Eso no podía ser! ¡Dónde está Diógenes cuando es necesario! 

Yo no sería yo sin la editorial Bruguera. ¡Ale, ya lo he dicho! Parte de mí está moldeada por los universos de Escobar (sobre todo), Ibáñez, Cifré, Vázquez, Conti, Jan, Raf, Schmidt... Heredar tebeos que no leían ya los primos era casi como si te tocara la lotería. 

Y estaba yo todo loco no tanto por buscar algo en la radio que hable de la historia del tebeo... No tanto de la propia revista «TBO», que sinceramente no es que hayan pasado muchos números por mis manos, sino sobre todo de tebeos en general... De lo que a mí me apetece escuchar. 

Así que van dos radiochips hoy. Uno, el de «SER Historia». En una noche de 2012, que recuerdo que estaba yo viviendo fuera de España, me encantó escuchar un programa dedicado a la historia del cómic en general. Me encantó el simple hecho de que elevaran los tebeos a categoría de estudio histórico. Acertadísimo. Radiochip del tebeo: 



Y el segundo radiochip va de una subsección de una sección de un programa local de la SER. Resulta que muchas veces te tienes que ir a las radios locales para escuchar cosas interesantísimas que se vayan un poco de «lo típico». Y mira... 

En el «Hoy por HoyHenares» tenían un colaborador (Pedro Toro) que de vez en cuando hablaba de tebeos. Y un día se puso a hablar de historias de la editorial Bruguera. ¡Qué molón! Así que aquí va este otro radiochip del tebeo: 



Vivan Zipi y Zape, Carpanta, Petra (criada para todo), Doña Urraca, Don Pío, Pepe el hincha, Mortadelo y Filemón, 13 Rúe del Percebe, el Botones Sacarino, Superlópez, Gordito Relleno, Rompetechos, Angelito, las hermanas Gilda, La Familia Cebolleta, la Trapisonda, Tribulete, Cataplasma, Bonifacio, Tragacanto, Pepe Gotera y Otilio, Hug el troglodita, Chicha, Tato y Clodoveo, el Mini Rey, 5 amiguetes, Robin Robot... y hasta la Gorda de las Galaxias.

Estas cosas casi no pasan por la radio. A ver si con la excusa alguien este mes habla de tebeos por la radio. Por pedir...

PD.: Resulta que me han recordado que el día de Nochebuena por la mañana, en el «A Vivir...» estuvieron hablando casi una hora de esto precisamente. La hora entera me la escuché y no sé por qué narices no me acordaba. Así que va un último radiochip del tebeo: 


domingo, 12 de marzo de 2017

no existe el corte cortés

Vamos a escuchar un momento de radio muy típico. No es lo más habitual, pero todos alguna vez hemos escuchado un momento de radio de este tipo. 

Va de cuando piden llamadas para un tema determinado, pero el oyente que está por teléfono, antes de que le cuelguen, pide permiso y... habla de lo que él quería. Y mientras, por no quedar mal, quien está presentando es incapaz de cortar... ¡Qué incómodo para todos! Eso sí... el oyente mete su cuña, claro está. Lo consigue. 

Ocurrió en el «Hoy por Hoy» el viernes pasado. Lo típico que hacían con Florenci Rey hace mil años de hablar del tiempo en un lugar determinado que quisiera el oyente, pero con Jordi Carbó. 

Nada del otro mundo ni que jamás hayamos escuchado en la radio, claro... Pero es un radiochip que representa muy bien eso que ocurre de vez en cuando en la radio. Radiochip talaverano: 



Pues ahí estaba el tal Rodrigo... Que ya era de esperar que algo raruno hubiera, porque en este espacio siempre se pregunta el tiempo en el sitio en al que alguien se va de vacaciones, donde se va a casar, etc... O en tu propia ciudad a un mes vista, porque para ver el tiempo que hará mañana... eso te lo dice el móvil sin buscar siquiera. 

Así que Gemma intenta cortarle un par de veces... Y la cosa queda regulín. Si el oyente se apropia de la antena, el que hace el programa va aviado, porque no hay manera humana de cortar al oyente sin que quede mal. Bueno... Puedes ser Pumares y hacer de colgar al oyente el momento más esperado del programa. Pero no es plan.

Anécdotas de éstas hay muchas... Igual habéis escuchado alguna... y la podéis contar. 

sábado, 11 de marzo de 2017

el EGM en 2004

Está claro que 2004 estuvo marcado por el 11-M y todo el movidón político que hubo después. Estuvo marcado por unos días en los que la SER se convirtió casi en la única alternativa a los discursos del gobierno. La radio estaba más que nunca dividida entre los progubernamentales y la antigubernamental. El resultado habla por sí solo:


Esto, obviamente, se llama aplastamiento en las ondas. Solo la hora de 8 h. a 9 h. de Iñaki tenía tanta audiencia como casi toda la COPE, y más que toda Cadena Dial. Desde luego, está comprobado que eso de que todos los medios respondieran a un mismo discurso (o casi) simplemente hacen aún más grande al que tiene el discurso alternativo, y que además era la más potente. Me acuerdo que yo en aquel tiempo oía la SER porque fuera me encontraba perdidísimo. 

Como veis, seguían sin entrar en el EGM ninguna de las emisoras de RNE. Con el tiempo, se vería que por aquel entonces debía rondar Radio 1 el millón y poco de oyentes, aproximadamente como Kiss FM. 

El radiochip que saco de 2004 y el EGM... Pues tampoco es nada del otro mundo. Lo grabó @DiexistaFM de una radio de su comunidad, que es Andalucía, y es de Canal Fiesta Radio. Radiochip festival:



Porque a lo tonto, a lo tonto, y aunque es cierto que Andalucía es la comunidad más poblada de España, lo cierto es que con casi 450.000 oyentes, Canal Fiesta se había convertido en la sexta emisora musical de España. Obviamente, en aquel entonces, una de las más escuchadas de la región, codeándose con las convencionales fuertes. 

viernes, 10 de marzo de 2017

qué cortas suenan las canciones

Estaba yo visitando un centro deportivo al lado de casa, y con un amigo nos paramos a hablar donde estaba el gimnasio. Que si esto, que si lo otro... Nos liamos a hablar de chorradas un buen rato. Nada más llegar me di cuenta de que la música que tenían siempre puesta —me dijeron que siempre, excepto cuando va la del spinning, que pone la música ella— es Hit FM. Por cierto... por TDT. 

Y al rato, nos quedamos ambos pensando: «¿qué poco duran las canciones, no?» Desde entonces, cuando he ido, he estado pendiente de si era una sensación loca mía, o si realmente es que las canciones duran poquísimo. Estaríamos ante un caso de «recortes en la radio musical»

De este tema ya hablé en el blog... ¡Canciones mutiladas! La cuestión es que le pedí a @DiexistaFM que me grabara una hora al azar de fin de semana de Hit FM. Quería saber más o menos cuánto duraba una canción en esta radio. ¿Cuántas canciones entraban por hora? 

En mi mp3, que tendré casi 1000 canciones, calculo que la media de duración ronda los 4 minutos aproximadamente. Hay canciones cortas (tipo algunas de rock, concisas y sin añadidos inmundos) y hay otras larguísimas (baladas de grupos de rock, largas hasta la muerte, o algunas versiones maxi de músicas ochenteras). El resto de músicas suelen rondar de 4 a 5 minutos aproximadamente. 

Si te pones a contar en el radiochip de hoy cuántas canciones hay... Ojito al radiochip de la mutilación: 



Total, 20 canciones. Haciendo una cuentecita rápida, sale que a 3 minutos por canción. Teniendo en cuenta que también aparecen indicativos y promos y demás entre las canciones... Pelín más de 2 minutos y medio por canción. Ni las canciones cortas de rock. 

El otro día en el blog hablaba de que recortaban las canciones. El tema de hoy es la mutilación total y quizá la búsqueda de un ritmo trepidante de canciones que guste más a un público joven. Quizá hayan adoptado la filosofía actual de muchas pelis y tal (lo visual) que dice que cuanto más joven es el público más «impactos» se necesitan para mantener la atención. No sé si esto es aplicable o no a la radio, ni sé si ésta es la razón, ni si simplemente consideran que más de 2 minutos de esta música «ya empieza a oler». 

Misterio. La cuestión es que escuchando la radio tuve muy clara la sensación de que las canciones duraban un pis-pas. No es que me colasen canciones cortadas sin que me diera cuenta... Es que era una sensación de «pero no la cortes tanto» muy evidente.

Si alguien tiene el CD de la foto, que mire detrás a ver la duración de las canciones... Por muy jóvenes y consumidores que sean de esta música, fijo que duran todas más de 2 minutos y pico. Pero por una extraña razón (o no) se ha decidido que eso es demasiado en la radio. Qué curioso. Ni en formato CD ni en Spotify van a tanta caña cambiando de canción. Pero la radio va distinta, parece. O que los programadores consideran que cuando la gente escucha la radio necesitan impactos a lo Pikachu todo el rato. 

jueves, 9 de marzo de 2017

internight

Los más jóvenes (o no tanto) habréis conocido un programa nocturno llamado "Internight" en Los 40 hace unos pocos años, que era un programa que llevaba Tony Aguilar o Miguel Coll (dependía del día de la semana) en que hacían radio mirando a las redes sociales (que si tal cosa sale en MySpace, que si nos dicen no sé qué de Tuenti, que si nos mandan tal cosa por SMS...) Y en ese programa además hacían un poco de "recuperación del despertador", en el que incluían bromas y todo eso del programa de Frank Blanco en ese momento. 

Muy moderno eso de internet y la radio... Hace muchos años que eso es "moderno". Tanto, que es viejo. 

Pero es que hubo un tiempo en que eso era verdaderamente moderno e innovador. De verdad. Hubo un programa que se emitía en 1997 por ejemplo (hace 20 años), que presentaba Tony Aguilar Juanma Ortega y que se llamaba.... ¡Anda! ¡No puede ser! Sí... "Internight". Y en aquel momento era todo tan moderno que, como podéis escuchar en el próximo radiochip internocturno, hasta no estaba claro si se decía "las web" o, como por aquel entoces, "los web". Os juro que tengo más documentos del "Internight" de aquel año en que "web" era usado siempre en masculino. 


Así pues, el propio radiochip es completamente explicativo. Sonido en plan telefónico de módem. Se anunciaban como "www.cadena40.es". Era los sábados a las 23 h. y durante dos horas conectaban a todo el planeta (eso decían) en la red. Y lo dividían en 4 partes: 

1. Viaje por el ciberespacio. Ahí hablaban de "los webs" nuevos que aparecían. 
2. Cibercultura y futuro. ¿Hacer éxitos en tu casa?
3. Comunicación. Mensajes a través de internet. Eso era modernísimo de morir. 
4. "Bailando en el ciberespacio". Música de baile... Una sesión, vaya.  

Y mientras, noticias de la red. Y por muy moderno que pareciera, escuchad que aparece durante medio segundo "El Tiburón" de Proyecto Uno. Estad atentos y reescuchad. 

Pues así es... En 1997 había un programa en el que todas las nuevas tecnologías eran el leit motiv de un espacio de radio. Que 20 años más tarde sigan habiendo programas así está genial. Pero por favor... Que se den cuenta de que de novedad... poca. Ninguna. Es más... Suena recurrente y fácil. Innovación fue hace 20 años. 

miércoles, 8 de marzo de 2017

la Revolución Rusa

Como sabéis, en muchos sitios han estado hablando de la Revolución Rusa durante el mes pasado, porque se cumplen 100 años. Como nos han enseñado a todos en el cole, fue en 1917 y estaban «la de febrero» y «la de octubre». 

Pero no, no llego tarde ni a destiempo. La de febrero tuvo lugar del 8 de marzo hasta el 12 de marzo de 1917. La gracia es que ellos usaban «el otro calendario», así que se da la circunstancia de que «la de febrero» es en marzo, y la de octubre, en noviembre. A día de hoy quedaría raro hablar de «la de marzo», por ejemplo. 

Gracias a este pequeño desfase histórico, podemos hacer un recorrido pequeño por el centenario de la Revolución Rusa y la radio justo el día indicado, ya que muchos han empezado a hablar del tema antes del aniversario. ¿No es bonito? 

Empezaré por el «Miénteme Cine» del «A Vivir...» Mogollón de datos curiosos, de historietas que circundan aquello, mucho tema de Rasputín, el cómo es que los rusos de hoy desconocen parte de su historia, y un poco de nadar con esturiones. ¿Que no? Radiochip ruso: 



Fue el viernes pasado (ya en marzo, como manda la historia) cuando en «La Cultureta» hablaron de la Revolución Rusa. Buscad por ahí dónde está el ratito en el que hablan del tema... Así os fuerzo a hacer un recorrido por el resto de contenidos del programa, a ver si os engancháis. La cuestión es que merece la pena aunque sólo sea por los chistes comunistas que contaron mientras hablaban del tema. Me estuve partiendo la caja, de verdad. Aunque sólo sea por los chistes... escuchad este otro radiochip ruso:



Hasta ahora se me está viendo mucho el plumero, ¿verdad? Huele todo mucho a Ondas de hace poco. Pues venga, vamos a salirnos un poco de los iconos del blog, que es verdad que se me ve el plumero. [¿Ah, pero es que en otros programas han gastado media hora en hablar de esto?]

Carlos Guerrero presenta en Radio 5 «La Historia de Cada Día» en Radio 5 los fines de semana a las 10 h. de la mañana y durante media hora. Y no, no se solapó con el «Miénteme Cine» tampoco, porque lo emitieron a principios... de febrero, claro. Le ayudó una experta en el tema (Teresa Largo Alonso). Aquí va otro radiochip ruso:



Antes de «La Cultureta» en el horario actual (pero coincidente con el antiguo) en Radio Clásica presenta Luis Ángel de Benito un programa que se llama «Música y Significado». Es un programa que habla de las músicas y lo que hay más allá. [Como lo de Juan Carlos Ortega en La 2, pero en plan Radio Clásica.] Un poco de contexto, un poco de historia, un poco de cosas musicales, un poco de responder a lo que pregunta la gente... Y a final de enero hicieron un programa sobre la Revolución Rusa. Aquí va otro radiochip ruso: 


Como veis, va recorriendo la historia y las músicas que le acompañan. La de datos que no soy capaz de absorber... Pero mola que el lenguaje sea más o menos cercano, que te cuenten cosas, que dramaticen un poco los detalles... ¿No? Que sea entretenido.

Ostras, acabo de nombrar a Juan Carlos Ortega hace nada y resulta que claro... ha tenido este año un Ondas junto con la Concostrina. ¿Habló en algún momento la Concos de los Romanov y dónde descansan los huesacos de aquellos zares? ¡Claro! Otro radiochip ruso:



Claro, porque para terminar con los zares hubo que esperar hasta 1918. Ahora la música de fondo que suena en el radiochip lo puedes relacionar con lo de Radio Clásica. ¡¡No me digáis que no mola mil la historia de la familia pseudozarista de Gerona!! ¡¡Por Dios!!

Bueno... Que me pongo a hablar de todo esto, hablo del programa de Alsina, de Del Pino, de Radio Clásica, de la Concostrina... Sí, hablo de gente «muy nombrada en el blog» pero chico... los Ondas ahí están, ¿o qué? A ver si pensáis que se dan a boleo. Pues no.

Pero hay una persona que no tuvo un Ondas y que también es «muy del blog»: Juan Antonio Cebrián. Nunca tuvo un Ondas, pero en mi mente es como si lo tuviese. ¿Cómo hablar de historia en la radio y que no aparezca el pasaje de la historia correspondiente? El asesinato de los Romanov (en 1918, como hemos escuchado a la Concos) en este otro radiochip ruso:



Qué bien casa la historia y la radio, ¿eh?

Pues que quede claro que hoy sí. Hoy sí se cumplen los 100 años.

martes, 7 de marzo de 2017

punta norte

Una de las cualidades de la (buena) radio es que muchas veces te cuentan cosas que tú no buscabas. Te cuentan cosas en las que no estabas interesado... pero te interesan. Te sorprenden. Te abren a historias que no conocías. 

Ahora, con internet, con los podcast, con el dedo pegado al Google, tú puedes encontrar cualquier cosa que vayas buscando. Pero... La gran pregunta es: 

¿Cómo se encuentra no lo no vas buscando?

Lo explico mil veces y suelo poner muchos ejemplos... Aquellas entradas de Gemma en "La Ventana", los temas en los que hablan en el "Miénteme Cine" de López-Tapia, los temas de "La Cultureta", Iñaki de la Torre contando cosas de canciones en la SER, los "tinteros" de Alsina... Te cuentan cosas que son molonas pero tú... ¡tú no las buscabas! 

La función de los de la radio en estos casos es buscarte esas historias o esos temas que teóricamente no te interesan pero que saben que te van a interesar. Y este tipo de contenidos "de revista culta" caben también en programas informativos. No está mal que haya en estos programas lo que algunos llaman "el ratito de aprender".







Así que os animo a que descubráis la sección que Javier Cancho hace en "La Brújula", en esa sección "Punta Norte". Cancho les sonará sobre todo a los asturianos (ya que es periodista de la autonómica asturiana) pero que en realidad no es un desconocido para los "ondacerianos", ya que hace unos cuantos años estuvo en los informativos de Onda Cero. 

Durante casi 10 minutos y desde su "punta norte" cuenta historias que siempre sorprenden. No sabía qué elegir, así que he traído 6 de estas historias para que elijáis la que más menos os interese. Digo la de menos, porque la gracia es que te cuente cosas que teóricamente nunca buscarías en ningún sitio. Radiochips norte de la anticitera (el "primer ordenador" que existió), de bosques petrificados del año catapún, una historia de dos ciclistas que luchaban por ser últimos en el Giro (clin, clin, caja -claro-), la historia de cuando Franco impuso la misma hora que Alemania, de los rastros de alquimia y de cosas demoníacas en la catedral de León, o por qué se dividen los días en 24 horas (y cómo es que era más importante antes tener un calendario que un reloj).

                  

Pondría más... Pero bueno, he elegido casi al azar algunos que ya había escuchado. Y sí, remarco que tienes que elegir el que menos te interese a priori. En un mundo en donde todo es tan postureico con que puedes encontrar casi todo lo que puedes buscar... ¿Qué tal si la radio da también parte de aquello que no puedes buscar? El ojo del radiofonista, ese factor humano, es el que elige por ti qué te puede interesar. 

Bueno... sí, las puedes buscar encontrar en la punta norte. 

lunes, 6 de marzo de 2017

las más escuchadas en 2016

Hoy, una entrada de EGM recreativo. Vamos a hacer como si esto fuera la predicción del tiempo, y vamos a ir viajando por el mapa de España. Y vamos a ir viendo cuáles han sido las emisoras más escuchadas en cada provincia en el conjunto de 2016. 

Y vamos a fijarnos únicamente en la más escuchada de cada provincia por eso de la curiosidad. Mirad que hay emisoras que están casi empatadas, algunas provincias son pequeñas y los datos bailan mucho... Pero la gracia está en ver las curiosidades. 

Empezamos por Galicia y tiramos hacia la derecha, como esto fuera el tiempo. 



















A los que os guste mucho esto de los datos por comunidades y provincias no os va a sorprender que aparezca la Cadena 100 en Galicia. Es curioso que además la COPE de Salamanca salga como líder —aunque sea por los pelos—, y también es curioso que aparecen dos emisoras que no se corresponden con capitales: la SER de Vigo y la de Gijón. 

Seguimos viajando, y tiramos hacia la derecha. 




















En el este aparecen alguna otra emisora que no es la SER o Los 40, que es lo típico. Aparecen Radio Euskadi en Guipúzcoa (así, en general, porque no se discrimina por emisoricas, sino en genérico de la provincia), como en el caso de Catalunya Ràdio en Lérida o Tarragona. Y, aunque sea por los pelos, hace gracia que la más escuchada en Pamplona durante 2016 sea Europa FM. 

Tiramos para el sur: 


























Bueno, bueno... Ahí está Radiolé en la provincia de Badajoz (¡olé Almendralejo!). Y «el Fiesta» en Huelva y Jaén. Y Dial en Córdoba, Cádiz, Ciudad Real, Toledo... Las únicas convencionales que lideran en el sur son las de las ciudades más grandes: Sevilla y Málaga. A los que leáis el blog mucho en las entradas de este tipo, no os sorprenderá esta diferencia entre norte y sur

El radiochip de hoy es de Radiolé Rocío (es andaluza, pero bueno...) Y precisamente del Rocío iba la cosa. En el programa «La Carreta», en 2014, hablaban de las hermandades de Toledo, Barcelona y por supuesto de Badajoz que se iban caminito del Rocío. Además de musiquita, en Radiolé a veces caben estos programas en los que se habla de «cosas de la tierra». Radiochip rociero: 


Como en los mapas del tiempo, vamos a levante: 






















Y en el este... poco que comentar. Bueno... Que Los 40 de Elche es la más escuchada de Alicante, y es curioso eso de que no sea capital. Y al final... las Canarias, que como todos podéis intuir, son territorio de Los 40. 

















Sí, esto era muy predecible. Poca curiosidad hay. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...