martes, 1 de abril de 2014

José Antonio Abellán (4): la decadencia

José Antonio Abellán lleva anunciando desde hace mucho tiempo que el 1 de abril de este año tendríamos ya delante de nosotros su superproyecto radiofónico del futuro. Tan futuro, que no forma parte del presente. Tan futuro como otro proyecto que quiso presentar el verano pasado, que se iba a llamar "Desenchufado". Y quizá espere que sea más exitoso que su proyecto "paralacinta.com" (una web donde hablaba de periodistas deportivos)... Y quizá más limpio que su blog parado en el que se encargaba de meterse con la COPE tanto como pudiese. 

Resulta que en el blog había hablado ya de la historia de Abellán en la radio: en la parte 1, su época de DJ radiofónico de éxito más que rotundo; en la parte 2, cuando se se fue a Onda Cero y finalmente se convirtió el amo de la jungla radiofónica; y en la parte 3, cuando se metió en los deportes de la COPE, que si bien no tuvo un éxito comparable a los pasados, al menos cumplió la papeleta que le tocó. Y esta tercera parte terminó cuando sale de la COPE.

Y, desde entonces, en 2010, ya ha llovido. Ya quizá he encontrado el título de esta cuarta parte de la historia de Abellán en la radio: "la decadencia". 

A pesar de que Abellán se quejaba de que le iban a impedir trabajar en cualquier sitio y todo eso, lo cierto es que se fue a Punto Radio, y allí estuvo trabajando. Y eso, desde luego, es innegable. Punto Radio quiso reflotar sus noches, y pensaron que lo mejor era fichar a alguien que trajera una buena bolsa de oyentes. Que mira, si en la COPE dejó cerca de 300.000 oyentes, pues para la radio de Vocento seguramente le supondría un empujón. 

Al fichar a Abellán, no sé de quién dependería la cosa (si sería cosa suya, de la jefatura o de todos), pero lo que hicieron en muchos casos fue quitar el fútbol local de cada emisora y empezar a emitir el carrusel abellanero. Para muchas emisoras de Punto Radio, eso significó una merma considerable de ingresos, siendo que emitir estos carruseles no supuso un aumento de audiencia. Ni siquiera por las noches, ya que Abellán rondaba los 100.000 oyentes, que era más de lo que había, pero desde luego muy insuficiente. No solo en audiencia, sino también en expectativas. 

Aunque pocos, Abellán seguía teniendo muchos oyentes fieles. En un Granada-Valladolid, en una radio con pocos medios, y en el descanso del partido... ¿Cómo rellenar el tiempo? Pues con choteo, claro. Le dan paso a un oyente de Zaragoza, y esto fue lo que ocurrió. Lo podréis escuchar en este radiochip abellanero, también con Rafa Sánchez:



Anda que no se hacían los longuis y no escurrían el bulto diciendo que ellos no tenían ninguna noticia del cierre de Punto Radio... Vamos, que en los tiempos que corrían, que... vamos, que no... que rumores... como lo de Cristiano o no sé qué, decía Abellán... Ahora mi pregunta es: ¿Qué escucha ahora pues este oyente, tan fan de Quique Riverola? Como dice su nombre y todo, pues uno investiga y huele que ahora escucha Aragón Radio en los deportes. Lo divertido es que pide perdón por enrollarse en la radio, peroen realidad es que le dan carrete para que les cubra justo el tiempo del descanso. En el fondo les hizo un favor. 

Volviendo a la historia... Abellán en Punto Radio no estaba muy acompañado por la audiencia. No tenía a su Grupo Risa, y su programa dio uno de los momentos más recordados por todos, como fue el día en que anunció en que volvía Mecano... En realidad, yo creo que ese fue el punto en que en internet vi que la gente nos lo empezamos a tomar a pitorreo. Un programa de deportes, cuyo único hito por el que le recordamos es por una noticia falsa de carácter musical. 

Abellán, yo creo que con los pies levitando 4 kilómetros por encima del suelo, ante la posible venta o alquiler de Punto Radio, le ofreció a la empresa -según cuenta en su blog- hacerse cargo de la producción de toda o casi toda la programación de la cadena. Según él, un acuerdo muy ventajoso -y sobre el papel, así era-, aunque leyendo lo que contaba, lo que creo que ocurrió -me imagino- es que los jefes dijeron que no porque no se podían creer que Abellán fuera capaz de levantar eso ni con mucho esfuerzo. Visto los resultados que tenía con solo un programa, quién te dice que es capaz de levantarte una emisora en un tiempo récord, antes de que los números no puedan esperar. Vamos, que yo creo que les ofreció la Luna, pero los jefes dijeron que no se lo creían, y en caso de que fuera capaz de darles la Luna, que a la Luna no llegaban pasado mañana, que es cuando querían aterrizar. Normal que pasaran de todo. 

Y cuando llegó la fusión, cosa que en su programa negaba una y otra vez que fuera a ocurrir, dado que la COPE lo que quería era potenciar los deportes, que es lo que pensaban que les iba a dar pasta, lo primero que hicieron fue cargarse a Abellán. Lógico, ¿no? Pues esto Abellán lo achaca a la conspiranoia y a la manía persecutoria, poco menos. Yo, a la lógica más aplastante... Pero bueno... 

Por aquel entonces, yo ya pensaba que Abellán estaba más que amortizado, y que su futuro pasaría por irse a esRadio, o algo por el estilo. Lo que pasa es que ahora a Abellán le ha dado por crear un montón de proyectos, pensando que los oyentes van a estar detrás de él como con su competencia, o como con él mismo en sus años mozos. Y no. Ha ido dando entrevistas a amigos suyos diciendo que iban a nacer unos proyectos que luego han sido abortados, ha hecho un blog que le cerrará las puertas de la COPE como mínimo, hemos visto que esa memoria a la hora de reproducir conversaciones de hace 14 años es un poco sospechosa, y ahora nos intenta convencer de que el futuro es internet, y que lo va a petar con una nueva radio que iba a comenzar hoy y de la que nada sabemos... ¿O sí?

Si nos metemos en Twitter, el último seguimiento de Abellán es a "Radio4g", una radio misteriosa con un logo horripilante, y que sigue 15 cuentas: a él mismo, a Mara Colás (su mujer), Sharay Abellán (su hija), y a unos pocos medios, radios y periodistas. Te miras en la Oficina de Patentes a quién pertenece "Radio4g"... y ¡oh, sorpresa! Está a nombre de José Antonio Abellán Hernández. 

Así que parece que si existe en el futuro una quinta entrada sobre Abellán y la radio, quizá tenga que ver con esta radio si tuviere algo de éxito... aunque me temo que a este paso, todo lo que se pueda escribir después será un apéndice de esta cuarta parte de la historia de Abellán en la radio. En caso de que no lo tenga, no debería haber llamado a esta entrada "la decadencia", sino "el hundimiento". 

11 comentarios:

  1. Dos precisiones:
    1. No es Abellán, es Fran Guillén
    2. Es verdad que hasta el mismo día de la firma del acuerdo, oficialmente, no sabíamos nada. Lo que nos decía la dirección es que se estaba negociando para buscar una salida porque solos no podíamos seguir, pero que no había nada firmado. Esto a pesar de leer entrecomillados de los accionistas en el Consejo de Administración día sí y día también en los confidenciales. No había nada firmado. El mismo día de la firma (19 de diciembre de 2012), nos llegó desde Cope que había un fotógrafo de ABC en su sede. Es más, antes de que el Comité de Empresa nos contara cómo quedábamos, los primeros datos del acuerdo pudimos leerlos en los "hechos relevantes" de la CNMV. Hasta ese momento no teníamos certeza de nada. ¿Qué podíamos decir a los oyentes que nos preguntaban?

    ResponderEliminar
  2. Al final Abellán ha anunciado en su Twitter que empieza el día 14. Debe ser una radio de canales tipo las de Fun radio de toda la vida, pero en plan "oldies".

    Hay una de "running"... para gastarte toda la tarifa de datos mientras corres. Habrá que seguir con el mp3...

    ResponderEliminar
  3. Yo no entiendo mucho, pero hablar de "decadencia" cuando está presentando un proyecto nuevo me parece ser un poco negativo. En la cadena de running podrían dar opción a elegir calidad de 64 o 48 kbps con lo que no habría problema con el límite de datos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Alguien utiliza la opción de radio vía internet en su iphone?...¡no!.El motivo,y no tengo un telefono inteligente,es que te puede salir por una pasta gansa.Todo aquel que lo tiene utiliza la FM que vienne en el móvil,la de vía terrestre.Si Abellán pretende enganchar audiencia de esta forma,lo lleva claro.Salvo que tenga emisoras que retransmitan su programa,solamente lo escucharán cuatro personas.Además,hasta que no escuche en directo el programa,loo dejo en cuarentena.Ya en alguna ocasión se escucharon rumores de la posible vuelta de Abellán.El lunes día 14 todos sintonizando la radio .¿Se sabe el horario de emisión ?.

    ResponderEliminar
  5. ...si bajas la calidad, mejor escuchar musica incluso en onda media. No tiene sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo he pensado. Música en 48 kbps es como un truño.

      Eliminar
    2. Ehm... existe el AAC que por 32 kbps puede emitir a una calidad similar a 96-128 kbps mirad los reproductores lowe stream como van en aumento

      Eliminar
    3. Aun así... ¿Qué daría esto de nuevo con respecto a lo que ya hay?

      Eliminar
  6. El sentido ya lo veremos si lo tiene o no cuando empiece a emitir. Fernando Berlin emite a diario vía Spreaker y aunque se puede oír en diferido más de una vez lo he escuchado a través de mi smartphone. Supongo que dependerá de la calidad de la oferta

    ResponderEliminar
  7. Abellan inventa los demás le copian es una radio de alma con personas preparadas y elegidas por abellan una persona formada y dedicada a su público. Por eso le seguimos hay donde se ponga. gracias a todos por entenderlo

    ResponderEliminar