martes, 13 de febrero de 2018

¿Qué pasa con «OT»?

Hoy es la gala «de regalo» de «OT», que en realidad sería «OT 9». Ha sido un éxito, sin duda. ¡Quién le iba a decir a los de La 1 que iba a hacer más de un 30% de audiencia sin recurrir a finales deportivas y cosas así! 

Un programa es un éxito total si termina haciendo que su competencia (pongamos por ejemplo Telecinco) hable de sus concursantes. También es un éxito cuando la radio pone las canciones del programa en su fórmula. Por ejemplo, Cadena 100, MegaStar, Los 40, RAC1, Cadena Dial... En los tiempos antiguos, la radio era una especie de complemento plataforma alternativa satélite de este programa. En Cadena 100 de hecho tuvieron su propio programa. También es un éxito cuando hablan de la final del programa hasta en la tertulia de Alsina, o cuando los críticos de tele en la radio hablan básicamente de este programa cada martes. En tiempos, me acuerdo de que Joaquín Guzmán, de «La Gramola» de M80, criticaba un poquitín al programa... Y terminó narrando la participación de Soraya Arnelas (la de «OT 4») en Eurovisión años más tarde. 

Suele suceder que la radio comercial se vuelca con este tipo de programas (porque son una fábrica de dinero para los promotores y una fábrica de oyentes para las radios que hablan del programa) y que la radio más alternativa tiene más reticencias. Y lo mismo podemos decir de los artistas. Hay incluso cantantes salidos de programas de cantar que luego sin ningún complejo critican este tipo de programas. Ver para creer. 

El otro día, desde la propia Radio 3 (o sea, desde la radio de RTVE), Santi Alcanda se puso a criticar al programa. Inquietante cuando habló de la decepción que estaba teniendo con TVE con el programa. Que si era una falta de respeto... «Aparte lo que debe de haber detrás, que algún día se sabrá. [...] No voy a comentar más, para no perder el empleo.» De este radiochip me informó C., que estaba escuchando en directo, y lo puedes escuchar pinchando en el radiochip otero: 


Cuando aparece un monstruo como «OT» siempre aparecen detractores. Es matemático. Pero me parece que le damos demasiada trascendencia a esto. Y además demuestra que tenemos poca memoria. Programas de talentos musicales ha habido en la tele de toda la vida. ¡Toda la vida! Que si «El Salero», «Gente Joven»... ¡«Pasaporte a Dublín»! Que no era "talent" pero era un escaparate musical televisivo. Que a ver... que no es que sea yo de aquella época, pero la propia TVE ha repetido mil veces trozos (o sea, cachitos) de esos programas. Bueno... y el programa aquel de Bertín, y «La Voz»... Lo divertido es que sólo se critica a este tipo de programas cuando tienen mucho éxito. Dentro de ti hay una estrella. Si lo deseas, brillará. 

Pero... No olvidemos... Que resulta que aunque ahora la tele sea la que emite concursos musicales con los que dieciochoañeros saltan a la fama jovencísimos, la radio tuvo lo suyo. Antes estos programas iban por la radio. En concursos musicales de la radio nacieron Los Pecos, Raphael (que curiosamente estuvo en la final de «OT 9» de visita, y encima su hijo era jurado del programa), Ana Belén (o sea, Mª Pili Cuesta), un tal Mike Ríos que se presentó a un programa llamado «Cenicienta 60», de Radio Granada, y una tal Rocío Dúrcal. Nada... Cantantes sin importancia de este país. Todos fueron a la radio o a la tele para tener su pase a la fama. Meterse con «Operación Triunfo» es como gritar a los cuatro vientos que no se tiene memoria. La radio estuvo plagada de concursos musicales. ¡Pero si no había emisora local que no se jactara de tener un gran programa de maquetas! 

Los concursos musicales son, como los culebrones o algún otro género, tipos de programas que estuvieron en la radio de prestado. De hecho, el festival de Benidorm no era más que un concurso musical de la radio (concretamente, de la REM). Y oye... Julio Iglesias es un cantante que pasa por ahí, fíjate.

Este tipo de formatos han terminado en la tele, y la radio se ha apartado un poco de todo esto. La tele es más efectiva para este tipo de contenidos. Pero todos los fenómenos sociales terminan pasando por la radio. Por eso la radio sigue siendo lo que es... Porque sigue hablando de lo que la gente habla. 

13 comentarios:

  1. Bien visto. No lo había pensado. Impepinable. Seguro que en los 60 había puristas que decían que donde estuviera la copla que se quitara esta gente moderna y la comercialización de la música (odio eterno a la música moderna). Como con el fútbol, que llevan siglo y pico diciendo que se ha pervertido y ha perdido su sentido original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno OT saca buenos reproductores seria bueno que ademas compusieran sus canciones

      Eliminar
    2. La Pantoja o Rocío Jurado siempre han sido intérpretes. No han compuesto ni el huevo. Eso sí... en lo suyo... no me digáis que no son artistas.

      Eliminar
    3. o eran.

      La cuestión es que el hecho de que te hagan las canciones no te quita un ápice de arte.

      Eliminar
    4. Y juraría que Raphael tampoco compone.

      Eliminar
    5. Ni Julio Iglesias, Luis Miguel ha compuesto alguna suelta...

      Eliminar
    6. Son cosas distintas. Grandísimos artistas no componen ni falta que les hace, tienen su equipo a tal fin, o realizan versiones y en esas versiones hacen suya la canción, le dan la vuelta, la deconstruyen si es necesario. En el jazz vocal es algo característico, pero ahí está el detalle, la diferencia entre un karaoke o hacer covers como saben hacer los Pomplamoose...

      Eliminar
    7. Tenéis razón en que pueden ser artistas pero no me creo q todos los años van a salir dos o tres Rocío Jurado. Y si no componen sus canciones van a tener más difícil moverse por ese mundo. A mí no me molesta OT lo he seguido pero también pienso que se deberían promocionar otra gente que ya están y les cuesta trabajo darse a conocer

      Eliminar
  2. Tu puedes copiar un cuadro y ser mejor que el original eres entonces un artesano no un artista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sigo mucho OT, pero por ejemplo las canciones que competían por Eurovisión eran originales. No de los concursantes, sino de otros compositores, pero Ana Belén tampoco cantaba sus canciones, por no hablar de Julio Iglesias o Raphael, y no creo que nadie se atreva a discutir el talento de este último, al menos.

      Otra cosa es que la calidad sea buena o no, pero veo muchas críticas de brocha gorda más basadas en el rechazo al mainstream que en razones verdaderamente argumentadas. Por ejemplo, Fernando Navarro critica la canción elegida para Eurovisión, pero defiende que la alternativa sí era interesa. Y explica por qué. Esas críticas sí tienen sentido.

      https://elpais.com/cultura/2018/01/30/television/1517307609_305902.html

      Eliminar
    2. Otra cuestión que subyace es que la única música que haya en TV sea OT. Pero de eso no tiene la culpa OT, lógicamente. Se equivocan de enemigo.

      Habiendo lo que hay en TV y en todos lados, francamente, cargar las tintas contra OT me parece un despropósito. Un programa blanco, espumoso, que no hace daño a nadie, salvo a la gente constantemente amargada. Y mira que me gusta Alcanda (a cuya tristeza le he encontrado el punto), pero no acierta en este caso.

      Eliminar
  3. Pacman, ¿en qué tertulia de Alsina han hablado de OT?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día después de la final, me parece, halaron de la final de OT. Pero dijeron que hablarían alfinal, y no pude escuchar. A las 8:30 pasadas estuvieron hablando por encima.

      Eliminar