lunes, 28 de mayo de 2018

«pagaba antes...»

A ver, creo que es momento ya de tocar el tema del que nadie quiere hablar: el anuncio de Agencia Negociadora. 

Es que mirad que en la radio habré hablado de publicidades radiofónicas incómodas (o parasitarias), de éstas que casi te dan ganas de quitar la radio o cambiar de canal... Pero es que esta vez además, por mucho que prometan que el caso del que hablan es verdadero, uno ya piensa que es de broma.

El radiochip negociador es el siguiente, que lo habréis escuchado 1000 veces: 



«Pagaba antes, mmmm... casi 2.300 euros, y ahora pago 455. Tenía 7... préstamos, 7 recibos. A tener uno. Y además, de una diferencia descomunal. Una diferencia increíble. Ha cambiado mi vida al 100%.»

No sé si he transcrito completamente bien, porque os juro que lo he hecho de memorieta. ¡Qué digo! Voy a reescucharlo a ver si está bien del todo. 

[Reescucho.]

Sí, sí, es que me lo sé de memoria. Y tú también. 

Que si dicen que es un caso real, pues será real. Pero es que ha pasado ya mucho tiempo, y el otro día bromeaba con un amigo imaginándonos que si esta señora ya habría pagado en todos estos meses toda su deuda, si le habrían pagado algo por poner voz al anuncio en realidad, si esta reducción de deuda era una reducción de Pedro Ximénez, que si Pablo Iglesias hubiera escuchado este anuncio no hubiera ido siquiera a la Caja de Ingenieros, que si los de Agencia Negociadora tenían que haberse presentado en Grecia en vez de Syriza, que si en el Padrenuestro cambiaron «perdónanos nuestras deudas» por «perdona nuestras ofensas» porque con esta empresa ya no tendía sentido, que si pagas tú una comida y la deuda la llevas a Agencia Negociadora le sale a deber hasta al del bar... 

Es una publicidad tan pesada y tan increíble, que es imposible no quedarse con la copla. Que vuelvo a decir que si dicen que es un caso verdadero, lo será... Pero igual con un caso menos llamativo a lo mejor hubiera resultado más creíble para cualquier oyente. 

Pero os tengo que confesar que por primera vez hay un anuncio que me hace apagar la radio. Esto que todo el mundo dice de: «cuando oigo tal, apago la radio», me ha pasado ya. No con este anuncio, pero sí con otro anuncio del grupo éste Reacciona. Es el de Dvuelta Conductor, que ponen de fondo una especie de tambores del demonio, que si estás trabajando mientras estás escuchando la radio... ¡fuera cascos! ¡o fuera radio!

Hay publicidades muy buenas, otras muy malas, unas que se quedan en la memoria (como ésta), otras en las que no te fijas, unas que te crees, otras que no... Y hay publicidades que mola escuchar (cómo molaba la de Viajes El Corte Inglés con lo de «El Veranito») y otras insoportables. Unas que están genialmente hechas y otras, que en fin... Y las publicidades son también parte de la radio, que no se olvide esto. 

domingo, 27 de mayo de 2018

Expósito: explorador de horarios

Como será Expósito el que se haga cargo de «La Linterna», me ha dado por hablar de esta curiosidad: Expósito es el comodín-estrella de la COPE. 

- Mediodía: Expósito empezó a hacerse cargo de programas en Punto Radio haciendo el informativo de mediodía («Primera Plana»). Así que cuando la COPE absorbió los postes de esta cadena, pasó a hacer exactamente el mismo informativo («Mediodía COPE»).

- Mañanas: Cuando terminaba Buruaga en la COPE, a la espera de que Herrera se cambiase de cadena (que era un especie de secreto a voces), había que poner un parche: Se rumoreaba que Colmenarejo, y desde fuera parecía que quizá quitarlo de «La Linterna» era vestir un santo para desvestir otro... Por lo que fuera, eligieron a Expósito. Bueno... ¡seguro que por su gran CV! ¿Os acordáis? La cadena promocionaba el programa de mañanas hablando todo el rato de su extenso currículo. Que te daban ganas de decir: «pues no fichéis a Herrera, que total, mejor CV que este tío no puede haber». No le fue del todo mal, pero desde luego, sólo sirvió para salvar los muebles. 

- Tardes: Un año después, cuando por fin llegó Herrera (¡quién lo iba a decir!), le pasaron a la tarde. Empleó sistema sueco a base de bien, continuó con ese rollo cercano impostado que sigo sin terminarme de creer, ese bordear el populismo, que casi hace discursos dignos del propio Cárdenas... Pero los datos de audiencia, quizá apoyado por tener un programa que funciona de verdad por las mañanas, hizo que la audiencia se acercara a la de Julia. 

El radiochip de hoy es de la sección de humor con Jon Uriarte (que heredó de cuando Ramón García). Como se ve, es una duración corta, metralleta de datos, ilustración de un tema que nace y muere en el momento, lectura de guión, y... bueno... Radiochip del qué me traes: 


- Noches: Tras muchos rumores que le colocaban en «La Linterna», al final cayó la noticia. Se hará cargo del programa de noches, por donde ya había pasado también. Bueno... Por «La Linterna» de la COPE (cuando Apezarena) un año, por «24 Horas» de RNE (de Bocos) y por «La Brújula» de Onda Cero (de Alsina). Hizo la parte del resumen de prensa en todos los programas, que es justo aquéllo que ahora es imposible hacer, porque terminan los programas muy pronto. 

Veremos qué tal le va en este nuevo horario. Y veremos qué tal los sustitutos en las tardes... ¿Qué creéis que harán? Porque por apostar, apuesto por una «suecada» de libro «chico-chica», una especie de Javi y Mar sénior con contenidos prefabricados. Que no sé, que igual me equivoco... Pero tendremos que esperar a septiembre para ver si acertamos o no la apuesta. 

sábado, 26 de mayo de 2018

te dejo, Colmenarejo

No me he podido resistir a titular así a la entrada de hoy...

Colmenarejo ha sido el presentador que más años ha estado al frente de «La Linterna». Para hacernos una idea de la audiencia que ha cosechado todo este tiempo, podremos mirar una entrada pasada. Básicamente, podríamos decir que el cambio de programación de Onda Cero había sido una bendición para él, porque desde ese momento «La Linterna» ha quedado con mucha comodidad en el segundo lugar de la noche. ¿Ayudado por los deportes o mérito completamente propio?

¿A dónde se va Colmenarejo? A saber... Ni idea. Pero qué curioso... de haber sonado para hacerse con las mañanas en aquel año antes de fichar a Herrera a terminar sin más al final de su contrato. Incluso vi una charla en aquellos tiempos donde la gente daba por hecho que sería el presentador mañanero. Desde luego, no será porque no defendiera muchas veces lo indefendible del PP... 

Lo que está claro es que la temporada que viene estará Expósito en su lugar, y que las tardes seran cosa de Fernando de Haro (señor De Haro), que estaba en las mañanas del fin de semana, y de Pilar Cisneros, del programa de mediodía. ¡Cómo es la COPE! Se gastan el dinero a porrillo en estrellas de la radio de toda la vida, pero con la misma alegría llenan huecos importantes de su programación con gente de la casa. Urgencia... 

Decían en ECD que Colmenarejo se había resistido a aplicar las «suecadas». Y decían que negarse a aplicarlas le había supuesto roces con los que mandaban... La verdad es que tampoco le ha ido tan mal sin aplicar estas directrices. Tampoco les ha ido mal ni a los de deportes ni a Herrera, ¿no? Según contaban en ECD, querían que Colmenarejo introdujera más temas sociales y menos política. Estos cambios no serán problema para Expósito, que lleva aplicando las «suecadas» en todos sus programas. 

El radiochip de hoy es una chorrada, pero es una curiosidad que iba a mater antes o después... Quizá alguna vez habéis escuchado la «reunión del equipo económico» del programa, es decir, la típica hora económica de 21 a 22 h., la que alguna vez ha pasado por el blog por momentos... rarunos, por parecer una tasca económica. Bueno, pues esa hora tiene una sintonía, que es la banda sonora de «Madagascar», en este radiochip africano: 



No es la única banda sonora de dibujos animados que suena en un programa de radio en plan serio, pero mola más cuando sabes que los de «Supervivientes» la usaban también como música de fondo para los vídeos del programa. Hubo una vez, el año pasado, que llegué a casa escuchando lo de Colmenarejo, quité la radio, puse la tele, y ahí estaba Bigote Arrocet saliendo del agua de playa Uva triunfante con un pez que había pescado mientras sonaba ahí todo el equipo económico. ¿Serviría como canción económica? No, no cuela. 

viernes, 25 de mayo de 2018

carta de ajuste y lectura del tarot

¿Qué tendrán que ver ambas? Pues esperad... que todo tiene un porqué.

Antiguamente, no sé si os acordaréis muchos, las teles, en su carta de ajuste (para la generación Z: la carta de ajuste era una imagen continua que aparecía en la tele cuando no había emisión y que servía para ajustar la imagen) conectaban con la radio. Lo que sonaba en aquellas cartas de ajustes de Canal +, por ejemplo, era Los 40. Y en la carta de ajuste de TVE, Radio Nacional. 

Nos vamos a 1992. De madrugada no había nada en la tele, y en plena carta de ajuste de madrugada echaban lo que echaran en RNE. El radiochip de hoy es precisamente una emisión que si la tenemos hoy en el blog no es por una grabación mía de radio o de cualquier lector... Es porque resulta que @DiexistaFM me pasó un enlace al canal de Youtube de Mario BH VSH en el que había rescatado de un vídeo un trozo de carta de ajuste. A día de hoy sería impensable que en RNE, por muy madrugada que fuera, tuvieran tarotistas echando las cartas al personal, que casi siempre eran señoras. Escuchad el radiochip tarotistas:



Que por la tele salga la radio no es cosa moderna, del TDT. Era cosa antigua, de las cartas de ajuste. Yo me acuerdo cuando era bien crío de levantarme de la cama corriendo para ver ese final de la carta de ajuste y que comenzaran por fin los dibujos. Era mágico ese momento de paso de una cosa rarísima que no entendía (¿por qué no poner la tele blanca, negra, verde o como fuera, y poner esa cosa tan rara?) a ese universo de dibujos, o lo que fuera. Ahora esto ya no tiene gracia ninguna... Los críos tienen canales de dibujos las 24 horas.

Bueno... que esto también tiene que ver con el tarot... Igual que ahora los críos tienen sus canales de dibujos, esta gente también tenía que esperar a las madrugadas a sus videntes radiofónicos favoritos. Ahora ya tienen también sus canales cutres que están todo el día emitiendo redifusiones de gente echando cartas y demás. De alguna forma la gente ahora tampoco demanda este tipo de contenidos en la radio convencional, en las emisoras grandes. También tienen sus radios de tarot... pero esto es otra historia, que deberá ser contada algún día. 

jueves, 24 de mayo de 2018

baila el Chiki-Chiki

Resultado de imagen de chikilicuatreYa lo conté una vez... El primer troleo eurovisivo no fue el de David Fernández vestido de Chikilicuatre. Fue muchos años antes. No me estoy refiriendo a John Cobra, no. Me refiero a Jósmar en el año 1998. Pero fue la gracieta de Buenafuente la que llegó al escenario de Belgrado en 2008.

El 24 de mayo de 2008, recién llegado de Italia yo, no se me ocurrió otra cosa que invitar a los amigos a casa y ver esa gran gala de Eurovisión. Aposté a que quedaríamos en el puesto nº 16... ¡Y gané! Nos lo pasamos bien mientras veíamos cómo uno de los actores del programa de Buenafuente cantaba con su guitarrilla de mierda. 

El radiochip de hoy es del «Hoy por Hoy» de dos días después. En «el Francino» se pusieron a comentar cómo fue la cosa en audiencia, se pusieron a comentar si estaba bien o no que un producto de Buenafuente fuera « con dinero de todos» representando a España (que ya sabemos que en realidad representa a RTVE, pero bueno...) 

Contactaron con una chica que estaba en Belgrado, estuvieron comentando qué tal la gala... Escuchad todo en este radiochip chiquilicuatre: 



Y después... pues comentaron más cosas de la tele. Que si enfrentamientos de Risto Mejide con una concursante de «OT»... Al final, el que más triunfó fue Risto. Y ¡«Supermodelo 2008»! ¡Comentaron aquel programa! ¡Ese programa fue lo más! Bueno... El cásting más que el programa en sí. ¿Os acordáis de Jousie hablando de que tendrían que buscar en «Delmon»? 

Hasta aquí la ventanita a la tele de hace 10 años. No me digáis que no era entretenido traer todo esto... 

miércoles, 23 de mayo de 2018

el inglés no es extranjero

Cuando estás en cualquier sitio tú poniendo música, no es raro que te digan eso de «pon que se entienda». ¿Pon que se entienda? O sea, te están pidiendo que pongas algo en español. Pasa también cuando vas con alguien en un coche y te dicen eso de «pon que se entienda». Siempre esas palabras son pronunciadas por una chica que cree que son las palabras mágicas que te harán poner Cadena Dial. Comprobado. 

Hay gente que no tolera la música en inglés, es así. Ponles reguetón, ponles Alejandro Sanz, Alborán, o a Pitbull, pero «pon que se entienda». Menos mal que estamos en España y no en Eslovaquia, que si tuviéramos que vivir a base de música local nos íbamos a reír bien. 

Pero me he dado cuenta de otra cosa. Ahora la gente ha desarrollado un gen extraño que sólo tolera el inglés y el español, y podemos añadir el idioma local del sitio (catalán, gallego, el que sea). Más allá se nos hace bola. Quizá el italiano... No sé. ¿Os dais cuenta? En la radio es imposible que suene el «99 Luftballons», que está en alemán. Siempre nos ponen en «99 Red Balloons», no sea que escuchar algo en alemán nos dé urticaria. Es como si hubiéramos hecho nuestro oído a no entender el inglés pero aceptarlo, pero ojo, cuidado, no pongan otra canción en otro idioma que no sea el inglés. La gente entiende lo mismo (nada) pero ya le parece «extranjero».

Somos impermeables a nada que no esté en inglés. No digo que vayamos del rollo «Discópolis» y nos pongamos a buscar en unas músicas búlgaras, o en el festival de (me lo invento) voces bretonas de un pueblo francés. No. Sólo digo que si hay versiones de una misma canción en varios idiomas, parece que si no hay versión en inglés... ¡Urticaria! 

Me estaba escuchando yo un trozo de cinta grabada que me mandó alguien (y ya no me acuerdo de quién). Era la típica recopilación ochentera de Radio 80... El Napster de la época. El Emule. El Torrent. El Audiogalaxy. Coges la canción y te la grabas en el casette. Flipé no sólo por lo rancio de las presentaciones de los discos (nombre, autor, y tira, que tiene pinta de grabación total), sino por lo variado de los idiomas que sonaban. He cogido justo un trozo en que una canción era en alemán y francés y otra en italiano. Ojo a este radiochip en el que suenan Udo Jürgens y Pooh. Radiochip extranjero: 



Bueno, quizá haya exagerado un poco con lo de la urticaria, pero lo cierto es que aunque el mercado extranjero esté dominado por el inglés, somos completamente impermeables a las canciones en ningún otro idioma. Antiguamente venía mucha canción italiana, francesa... Ahora ni locos. Pero vamos, que es impensable oír nada en alemán, ni neerlandés, ni nada. 

Ahora, cuando alguien va de cosmopolita musical, va de que escucha canciones en inglés. Pero igual simplemente es que nos hemos acostumbrado al inglés. Igual escuchar canciones en otros idiomas nos repele, y por eso las radios pasan de poner nada en otro idioma, aunque lo estén petando. Ya saldrá la versión en inglés o en español. Y así, el círculo: Jamás por tanto nos haremos el oído a esos idiomas, lo que hará que nos repela más aún... Y así siempre. 

El inglés ya no es extranjero. Pero en la radio española, si no es en Radio 3, olvídate de canciones en idiomas tan ¿lejanos? como el francés, el alemán o el italiano.

martes, 22 de mayo de 2018

a la radio se le cruzaban los cables (y 2)

Decía en la anterior entrada que en aquel 1988, con esos programas de llamadas telefónicas tan de moda, el hecho de que hubiera líos de líneas hacía que en la radio pudiera salir casi cualquier cosa: conversaciones entre particulares, que si llamaban al 091 y les sale el tiempo, que si tenían a veces que esperar 10 minutos para conectar con emisoras principales... 

Aquel reportaje del que hablaba de 1988, en El País y escrito por Pilar Fdez. Pallarés, tenía más anecdotario. Por ejemplo, hablaba Alfonso Sánchez -sí, él, el que se la sudaba el modelo de Onda Madrid años depués- y por entonces director de "Los deportes", de Radio España de Madrid, sobre una paradoja:

"Resulta curioso, pero se oyen mejor las comunicaciones telefónicas con Seúl, lugar con el que hablamos a diario con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos, que cuando un oyente nos llama desde Alcorcón, un pueblo tan cercano a Madrid". "El principal problema que tenemos es el sonido, las líneas son bastante sucias, hay ruidos, interferencias, cruces, no hay nitidez. Sin embargo, en las llamadas internacionales el sonido es casi perfecto. "Además, choca que en el transcurso de nuestro programa, de ocho a nueve de la tarde, sea dificil comunicar con Sevilla por saturación de líneas. Falla la infraestuctura".


Está visto que comunicar con Sevilla siempre era un problema. Pero ojo a lo que contaba Anselm Roig, que era productor de "La Bisagra" de RNE. En ese programa se hablaba de un tema y los oyentes intervenían para comentar qué les parecía todo. Roig decía: 

"Tenemos problemas a menudo, las líneas no funcionan, son de muy mala calidad. Tenemos, como en casi todas las emisoras, un sistema, que consiste en anotar el teléfono de la gente que llama, y para que no paguen ellos marcamos nosotros. Pues bien, cuando vamos a llamarles, es prácticamente imposible, porque o bien no hay línea o salta el número". "Hay que armarse de paciencia". A los cruces de líneas se unen los ruiditos, los pitidos, los timbres. "El oyente quizá no valore la mala calidad del sonido porque en realidad lo que le preocupa es el contenido, pero los que hacemos el programa lo pasamos muy mal. A los oyentes, que son nuestros mejores invitados, les hacemos reflexionar sobre el tema de debate, les ofrecemos argumentos en su contra para que se produzca el chispazo, y claro, cuando no les oyes, cuando casi tienes que adivinar lo que están diciendo, el trabajo se hace muy difícil".

Ay... Nunca pude ser oyente de aquella "Bisagra" de Sardá. Sí de "La Ventana", por supuesto, Y por supuesto, también del "Crónicas Marcianas", ya en la tele. Si el radiochip de la otra entrada iba de un "cruce telefónico" entre dos pizzerías... Ahora este mola más. También en el "Si Amanece..." de la SER, Acedo puso "en contacto" a dos programas de tele: "Crónicas..." y "La Sonrisa del Pelícano". En plena guerra. ¡Toma ya! Aquel cruce de líneas -intencionado- es este radiochip del pelícano marciano: 



Madre mía... cuánto morbo ahí. Para que luego alguien diga que no había tensión entre programas... "Me estás vacilando", le dice a la otra. La otra flipando. "Bueno, suerte" se despedían.... ¡Sí, claro! 

lunes, 21 de mayo de 2018

a la radio se le cruzaban los cables (1)

Estaba buscando no me acuerdo muy bien qué... Y me aparece, de repente, una especie de reportaje publicado en El País por Pilar Fdez. Pallarés. No de ahora, sino de 1988. Y me pareció tan curioso que tenía que traerlo al blog. 

El destacadito, el gancho de aquel reportaje decía: "Los programas con participación de los oyentes, un escaparate del mal funcionamiento de los teléfonos." ¿Mola o no mola? Mola todo. 

En aquellos años, las radios estaban experimentando más -si cabía- eso de que los oyentes llamaran por teléfono. Si Del Olmo usaba esa herramienta... ¿Por qué no el resto del personal? 

Empezaban con Miguel Ángel Nieto, de "Viva la Gente" de Antena 3 Radio -aún no estaba la tele-. Decía: 

"El problema es lo dificil que es comunicarte con la gente por teléfono. Tardas en conseguir línea porque la red está saturada", [...] "Nuestro mayor riesgo al trabajar con el teléfono es el cruce de líneas en antena. [...] Hace poco se pudo oír claramente en antena la discusión de un matrimonio, originada porque el marido llamaba a su mujer para decirle que no iba a ir a comer". [...]

Pero M. A. Nieto también contaba otra anecdotilla molona:

"Marcar el 091 y obtener la información meteorológica en vez de la comunicación con la policía puede ser realmente frustrante. "Queríamos tratar el tema de las violaciones y recurrimos al 091 para recabar información. Nuestra sorpresa fue grande cuando al marcar el 091 tres veces consecutivas, y tres personas distintas, pudimos oír la información meteorológica".


Eso en Antena 3 Radio... Pero también se quejaban en la SER. Aquí aparecía el histórico Javier Astasio:

"Javier Astasio, jefe de redacción del programa Hoy por hoy, de la Cadena SER, se queja así: "Tenemos verdaderas dificultades para comunicar con Barcelona y Sevilla, ciudades con las que mantenemos un contacto habitual. Desde las 8.30 de la mañana hasta las doce se tarda más de 10 minutos en comunicar con Sevilla. Además, las conversaciones telefónicas se cortan mientras estamos en antena y tienen toda una serie de interferencias extrañas".

Ahora, que hay mil millones de maneras de comunicarse con tantos sitios, parece mentira imaginarse a Astasio todo loco preocupado porque no va la línea con Barcelona o Sevilla. ¿Veis? Esto de mirar cosas del pasado es muy curioso. 

Vale, vale... Es cierto... Estas anécdotas no son nada del otro mundo. Molaría tener la grabación de la señora que le dice al marido que vuelva a casa y tal... Pero no, no la tengo. Así que el radiochip de hoy va de otra cosa. Pero sí, va de cuando a la radio se le cruzan los cables... a posta. 

En el "Si Amanece...", en aquellos años en que los viernes por la noche hacían un espacio de humor llamado "La Tapadera", Manuel Acedo hacía travesurillas... Y una vez lo que hizo fue que desde una Telepizza de Barcelona capital llamaran a una Telepizza del Vallés... ¿O era justo al revés? Y claro, esta llamada a 3 tramposa, la grababan para emitirla. ¿Qué le diría el de una Telepizza a otra? Radiochip de las líneas: 



Molaría saber si aquellos que pillaron las llamadas escucharon después su "pequeño lío". Estaría bien... Igual que estaría bien saber si alguien avisó a aquella señora que llamaba al marido de que su conversación estaba siendo radiada para toda España. Pero me temo... que nunca nos sacarán de dudas. 

domingo, 20 de mayo de 2018

en mayo de 2017...

En mayo de 2017 fue cuando nos enteramos de que Gemma no continuaría la siguiente temporada. Me sigue pareciendo mentira que una de las voces que más me ha acompañado durante toda mi vida no esté a día de hoy todos los días en la radio. Así que empezaré recuperando el radiochip que puse en esa ocasión: La broma que le hicieron en «La Ventana del Verano» de Roberto Sánchez justo antes de que comenzara su primera temporada de tardes. Radiochip atronador:



También recordé ese mismo mes cuando invitaron a Broncano al programa... y se durmió. O sea, que se quedó dormido y no fue a la radio. Lo tuvieron por teléfono y terminó siendo una de las entrevistas más divertidas de la temporada. Mirándolo con perspectiva es mucho más gracioso, porque Gemma estaba mucho más aguda que Broncano... y picante. También recordé cuando hacía muchos más años pasó lo mismo con Pablo Carbonell. que se olvidó completamente de la entrevista. Y fue un rato de radio genial

En el programa de Gemma hacía unos microrrelatos todos los días Espido Freire. Los comparé con los de «mi Marijose» (la Navarro), que si bien no es escritora, mola lo que escribe porque te terminas riendo siempre. Y ahora que lo pienso... Hablando del trozo de entretenimiento del «Hoy por Hoy», de «Herrera en COPE»... ¿Y de «Más de Uno»? De este programa hablé de cuando Lucas está a lo suyo y se notaba que no se escuchaba «los tinteros» de Alsina. Pasando, oye. 

Y hablando de Alsina... Aquel mes le preguntó a Irene Montero por aquello de presentarse donde el «Hora 25» en plan Pedro Picapiedra. Por eso también recordé cuando Luis del Olmo le preguntó a Aznar por qué no visitaba alguna vez a Iñaki. Esos 7 segundos de silencio... Tuvimos que esperar hasta octubre para encontrar 7 segundos igual de tensos en la radio. Pero ya llegaremos a octubre, ya... Y ya que hablamos de gente de Podemos, del PP... Recordé también cuando el PSOE ganó las elecciones en 1982.

Fue un mes en que también hablé de cómo se hacía antiguamente el EGM. También de cómo se hacía la que fue su «competencia», el ICP. Y hablando de competencias y cosas que se parecen unas a otras... Hablé de cómo era el Carrusel de los sábados antiguamente y de cómo ahora se intenta imitar el mismo estilo que se inventó entonces, por ejemplo en el de la autonómica de Castilla-La Mancha. O de cómo la antigua Top FM española se parecía a su prima, la francesa. Y para terminar, ya que estábamos... Pues un poco de ver cómo es la radio francesa. Todo esto y más pasó por el blog en mayo del año pasado. 

sábado, 19 de mayo de 2018

el Netflix de la radio

Mmmm... A ver... Igual debería haber cambiado el título de la entrada de hoy. Porque Netflix es pagando, y Podium Podcast es gratis total. 

Cuando salió Podium Podcast le salieron mogollón de críticas precisamente desde el mundo podcastiano. Intenté explicar por qué, aunque desde luego me parecían críticas completamente injustas. Todo el día hablando de dignificar los podcast... Y cuando sale una plataforma apoyada por una radio profesional, todo eran críticas. 

En el poco tiempo que lleva esta plataforma en marcha podemos observar un cambio de modelo. Bueno, no un cambio gordo, sino un viraje que creo que es muy inteligente. Al principio tiraban de gente de la casa, hicieron algunos fichajes, estuvieron tirando de fonoteca, ficción y productos periodísticos de calidad. También hicieron pequeños podcast, de pocos minutos, con cosas «modernas» y tal. 

Pero desde hace un tiempo han abierto Podium al mercado de fichajes. Muchas veces, no por tener productos de buena calidad tienen mejor aceptación. Una pena, pero así es. De todas formas, el cuidado y la calidad de muchos productos de la plataforma es de agradecer. Porque además es gratis. 

Vuelvo a lo de los fichajes... En Podium lo que están haciendo es algo inteligente: fichar aquello que funciona. ¿Que los escobuleros chutan? Pues se les ficha. ¿Que se puede fichar a los que ahora hacen el «Onda Marciana»? Pues tira. ¿Que los «todopoderosos» chutan? Pues se les ficha. De hecho, el otro día estuvieron presentando el podcast con Toni Garrido. Escuchad este radiochip todopoderoso: 



¿Os parece mal? Pues a mí me parece perfecto. Al final es algo inteligente desde Podium: El producto funciona (a nivel podcast, claro, que es su negociado), se identifica fácil, le dota de buena imagen de marca a Podium y a su vez, arropa con su marca al resto de productos de la plataforma... ¿Por qué no? Es el movimiento inteligente. Mientras puedan soportarlo con publicidad o les siga pareciendo una inversión 

Y dicho esto... ¿Algunos de estos formatos podrían ponerlos en la radio? ¿Al final no son programas de radio enlatados? Es decir... Los podcast, normalmente, eran cosas cortas de un determinado tema, con una determinada calidad... Y vemos que lo que está funcionando en muchos casos son programas de radio a la antigua usanza. ¡Oh, sorpresa!

Hablo de si podrían tener más difusión estas cosas fuera del mundo del podcast, porque en realidad, el mundo del podcast sigue siendo minoritario. En la nota de prensa del último EGM, en la SER hablaban de que en casi 2 años de existencia, Podium Podcast había acumulado unos 21.000.000 de descargas, lo cual dicho así es una pasada. Son casi 2 años... O sea... Dividiendo... unos 12.000.000 de descargas al año, o sea, 1.000.000 de descargas al mes aproximadamente... O sea, unas 35.000 descargas al día. El canal de Youtube de «La Vida Moderna» tiene más consumo que todo Podium Podcast. En menos de 24 h, el «Aquí Hay Dragones» ha tenido unas 20.000 descargas. ¿Ha valido la pena? Pues claro.

Teniendo en cuenta que la propia SER tiene más de 4 millones de oyentes ¡al día! tener 35.000 descargas al día (también) no es algo que vaya a cambiar el mundo. Lo que pasa es que si en el futuro crece el consumo de podcast, siempre estará Podium en posición preferente para buscar cosas nuevas. Porque podcasts hay tropecientos y pertenecer a una determinada plataforma es una forma de criba para el oyente que viene muy bien, también para la empresa que da el servicio.

El hecho de fichar a los escobuleros, a los todopoderosos, etc., hará que Podium tenga un volumen de descargas mayor, sin duda. Pero esto además nos da muchas reflexiones:

1.- ¿Cuál es el mejor método para que un podcast triunfe? Pues parece que lo más conveniente es que lo haga gente conocida, sobre todo de radio. Es decir, que partas de una buena corte de fieles.
2.- ¿Es mejor un podcast en formato específico y corto sobre un tema... O es mejor lo que viene siendo un programa de radio tradicional enlatado?
3.- Para que un podcast tenga mucha audiencia... ¿Es mejor que viva plenamente como un podcast o que tenga la fuerza de altavoz de emitirse también por la radio? ¿Pasar a podcast es como bajar a segunda división? [Obviamente, sí.]
4.- ¿Qué habrá que hacer para que los productos de Podium tengan relevancia por sí mismos y no necesitar que los de la SER estén haciendo siempre publicidad sobre los podcast?
5.- ¿Cuál será la mejor forma de rentabilizar los podcast? Ésta pregunta es la verdaderamente importante para su existencia.

¡Por cierto! Que sepáis que «Aquí Hay Dragones» es a los mapas antiguos lo que «esto antes era campo» es a tu abuelo dando una vuelta por tu ciudad. Aplicadlo al mundo del podcast. 

viernes, 18 de mayo de 2018

a través de los Ondas (42): 1996

Es a partir de 1996 cuando los Ondas ya son una cosa más... categorizada. Un programa, alguien de musicales, uno dedicado a algo a nivel no nacional, y unas menciones al gusto, que en este caso fueron para Pepe Domingo Castaño y para «Diario de la Tarde».

Éste era el programa que competía con el «Hora 20» de Javier del Pino en la SER, que contaba con 32 años. La presentadora de «Diario de la Tarde» a partir de septiembre de 1996, Ángeles Bazán, tenía 36. Lo digo sobre todo por eso de enlazar con lo de la juventud que comentaba en la entrada de los Ondas de 1995.

Ya que estamos hablando del «Diario de la Tarde»... ¿Qué ha pasado con esta marca? Pues más o menos como con el «Hora 20». Cuando todos los programas nocturnos en general comenzaban a las 20 h., todos pillaron el nombre del programa gordo. Así que «Hora 20» tuvo su periodo de transición (con la misma sintonía de siempre y todo eso), y el «Diario de la Tarde» durante un tiempo se «medio-llamó» así. Así que hasta 2012 podías buscar «Diario de la Tarde» y te salía el «24 Horas». Para muestra... este radiochip tardío, del 28 de junio de 2012.



Madre mía... Esos tiempos en los que sólo se hablaba de si iba a caer España o Italia, de la deuda... Monotema. Escuchar este «Diario de la Tarde» da mal rollo totalmente. Operación «salvar al euro». Justo lo contrario que España en 1996, de cuando son estos Ondas, que aquellos programas seguro que hablaban de «por fin entramos en el euro», «vaya conquista española», y todo eso. Igualico. 

Me he metido a poner cosas del «Diario de la Tarde» porque en el blog hay mil cosas de Pepe Domingo, de Carlos Herrera otro tanto, ya hablamos un día de «Un Mundo sin Barreras», y también mucho de Ángel Álvarez. Unos Ondas muy «de Ondas actuales» también. 

jueves, 17 de mayo de 2018

no podía ser

No sé si lo he comentado alguna vez... De crío no soportaba la radio. No es que la odiara en plan... odiar, pero digamos que era de los que le sacaba de quicio que la radio estuviera puesta y no me hicieran caso a mí completamente. "Quita esa radio", "habiendo tele, para qué la radio", "en esa radio no callan nunca", y decenas de frases de este estilo salían de mi boca. 

La primera enseñanza de todo esto es que no se puede decir "de este agua no beberé". Tanto meterme de crío con la radio... y mira. Aquí estoy pasando el rato escribiendo sobre ella. La segunda enseñanza es que nuestra memoria auditiva puede ser más poderosa de lo que pensamos. 

No lo digo por esas sintonías, indicativos o jingles que escuchábamos de pequeños. No hablo de esas músicas que siempre me gusta traer al blog por eso de lo que evoca o deja de evocar. Lo digo por esas cosas que están en la memoria, que quizá uno ha escuchado, reconocido, almacenado... pero no sabría reproducir por sí solo. 

Sin embargo, de repente, un día, buscando en una grabación que había conseguido no me acuerdo muy bien cómo, abro el documento y... Radiochip 24:



Es que resulta que cuando oí esto, antes del indicativo del "24 Horas", me quedé petrificado. Es de 1989 la grabación. Porque resulta que me sonaba. No podía ser. ¿Cómo es eso? ¿Pero acaso se ponía eso en mi casa? No lo sé.

Simplemente tengo la sensación que desde aquella época hasta ahora nunca jamás mis oídos habían escuchado esa... ¿fanfarria es correcto llamarlo a eso?

miércoles, 16 de mayo de 2018

emisoras mixtas

El tema de hoy es muy curioso.

Estaba yo hablando con unos amigos de cómo descubrimos "Milenio 3", casi en una competición de "yo lo descubrí antes". Gané yo, claro, porque oí el primer programa. Pero estuvo cerca la novia de un amigo... Muy cerca. Ella descubrió el programa en su pueblo. Ella era de escuchar la música -Los 40 Principales-, pero una noche, en su emisora, apareció Iker. 

No es que se volvieran locos los de Los 40 de un pueblo de León y les diera por poner "Milenio 3", no. Lo que ocurría es que esa emisora era mixta. Durante unas horas al día emitían la SER, y luego emitían Los 40 Principales. Había muchas de esas "emisoras mixtas". No sé si sigue habiendo muchas o pocas... A ver si alguien por ahí sabe si quedan estas emisoras que son "de hablar" y "de música" a la vez. De hecho, un vestigio de radio mixta fue protagonista del blog una vez. 

Siempre me moló imaginar cómo sería ese momento en el que en tal pueblo, doña Macaria, con sus rulos, dejara de escuchar a su Iñaki y le saliera música de unos que hablan en inglés con su chumba-chumba. Siempre me moló imaginar cómo sería ese momento en que la Vane, fan total de las Spice Girls, se encontraba con un informativo con un señor de voz grave, así, de repente. Y de cómo esta gente aprendió a convivir con esa radio compartida. Hay que recordar que en los pueblos no había -ni hay- una variedad de radios gigante, ni todas las emisoras se escuchan bien. Y de internet hace muchos años... Nada de nada. Así que a morir al palo. 

El radiochip de hoy es uno de esos momentos mágicos en que el señor Rodolfo, de vacaciones en Benidorm en 2007 y oyente fiel del "Hora 25", de repente sufría un terror nocturno y le salían publicidades de cosas de Los 40, y la Mar Montoro anunciando cosas, despidiendo su programa justo después de la desconexión y sin ningún sentido. Una pesadilla para el señor Rodolfo, que quería escuchar "El Larguero". Una bendición para el Jonathan, que escuchaba la voz de Frank Blanco anunciando el "¡Anda Ya!" y la propia emisora de Benidorm. Bueno... todos los locutores de Los 40 asnunciaban la emisora. Me estoy enrollando, sí... Radiochip mixto de jamón 25 y queso mix: 



Del "Hora 25" al "Hot Mix". Es tan horrible como maravilloso. Es tan incómodo como alucinante. Estas cosas antiguas me encantan. Atendían a motivos comerciales y nunca, lógicamente, a una sesuda programación para todos los públicos. Pero me hace gracia, porque estas cosas tienen su historia. 

Y fijaos bien en los anuncios de Los 40 de antes.... Ha llovido, ¿eh? Ahora todos se han movido mucho. Menos Tony, claro. 

martes, 15 de mayo de 2018

15-M

Aunque parezca mentira, nunca había dedicado ninguna entrada del blog al 15-M como tema central. El tema no va a ser si los medios tardaron o no en hacerse eco, no es de si los medios quisieron tapar o incentivaron el movimiento, o de si fue un movimiento que ha cristalizado en la política actual o si fue algo que envejeció muy rápido poco tiempo después. O sí, y de todo esto irán los radiochips de hoy. 

El primer radiochip de hoy no es de 2011, cuando aquel movimiento nació en mitad de la crisis y antes de unas elecciones... Es de 2013. En el programa de la Gemio quisieron hablar del movimiento 15-M con una mirada retrospectiva. A día de hoy queda curioso que se mirase en 2013 hacia atrás, cuando aún no se había parido Podemos. 

«Nadie más político que usted» le espetó Sánchez Dragó a Pablo Iglesias en el programa de la Gemio. Se habló de desahucios, de que si los bancos, que si los políticos, que si el FMI, que si de Grecia... Los temas del momento, vaya. Radiochip quinceeme: 



El segundo radiochip mola porque es una grabación de RNE: una grabación de un oyente, en plan cinta de toda la vida. Es de una señora que llamó a la radio pública para pedir respeto por los que se manifestaban en la Puerta del Sol:


Pues eso, la tal Cristina ya al inicio de su intervención, antes de entrar en el tomate, ya se sabía más o menos qué iba a decir, con los ojos de hoy. El discurso que sacó es muy 15-M. Sería guay que Cristina volviese a llamar a la radio pública para que dijera qué piensa a día de hoy: Si se desencantó, si está a tope aún con el compromiso, si es votante de Podemos, si no lo es... Molaría saber qué diría ahora si llamara a Menéndez. 

Claro, porque por un lado estaban los que decían que el 15-M no era ni de izquierdas ni de derechas y los que decían que el 15-M era un movimiento de izquierda radical. Están los que decían que el 15-M nada tenía que ver con los políticos y los que decían que el 15-M cristalizó en Podemos. Pepa Bueno habló del 15-M y de Podemos en febrero de 2015, de cómo Izquierda Unida quería no terminar como cosa anecdótica... En este otro radiochip quinceeme: 



Como veis, se relacionaba claramente el 15-M con Podemos, y durante mucho tiempo no quisieron que se les clasificara con la «vieja diferenciación» entre izquierda y derecha, aunque visto lo visto, ahora todo aquello queda casi en una especie de invención que jamás nadie se creyó. O sí. 

He elegido estos momentos, porque suenan raros a día de hoy. Suena raro esto último de que Podemos se tenia que definir, suena raro eso de que Pablo Igleias no fuera aún líder de Podemos porque aún no existía, y queda en el recuerdo eso de que una señora llamase a la radio para pedir respeto por un movimiento, en plan «éstos me van a oír». 

A día de hoy acaban de elegir a Íñigo Errejón con apoyo de la dirección (cosa que ya sabíamos desde hace meses), apenas se oye hablar de ningún círculo de nada... y el 15-M está en el recuerdo. ¿Recuerdo pasado o realidad presente? Igual estos radiochips os parecían evocadores. Si encontráis otros momentos importantes, podéis subirlos o comentarlos. 

Quizá la historia del 15-M se resuma radiofónicamente en la historia del programa «Carne Cruda»:

- En la pública de ZP un programa se pone punki a tope con el movimiento poco a poco, y casi en su marca. 
- El 15-M se desarrolla y termina dando lugar a mayoría absoluta del PP. (¡Quién lo iba a imaginar, ¿verdad?) 
- Llega el PP y se pule la carnicería. [¿porque no cabía en Radio 3 por tener que ser musical, o porque no cabía algo tan del 15-M en una radio pepera?] 
- La SER, ávida de capitalizar oyentes con el movimiento en pleno auge, tras concederles el Ondas, fichan a Crudo (de nuevo) para hacer programas en web y hacer tiras en el «Hora 25».
- Se tiran mucho al monte (creo yo) y terminan editorializando el programa más o menos. Yo creo que terminaron siendo incómodos, porque eran una especie de verso libre y casi diría que eran acríticos con Podemos. La SER y Crudo partieron peras. 
- «Carne Cruda», como si fueran un medio público y como si tuvieran que dar cuenta de sus cuentas (sí, redundante) piden micromecenazgo para tener unos sueldos dignos y no para hacerse ricos. Lo consiguen. 
- Finalmente, fichan por un medio como eldiario.es, que al final es un sitio privado pero afín a la línea editorial del medio, que tiene cierta simpatía con los partidos políticos a los que se le atribuye el soporte al movimiento 15-M. Vamos... casi como se ha hecho toda la vida. Pero para llegar a este punto, hemos tenido que dar todas las vueltas que ha dado el 15-M.  

lunes, 14 de mayo de 2018

la oyente disconforme


Como todos sabréis, los domingos, en la última hora del «A Vivir...» hacen la sección de las preguntas de Broncano. Se baja debajo de la radio, y va preguntando a la gente que pasa por la Gran Vía cosas sobre el tema del que van a hablar después.

Esta vez ocurrió una cosa curiosa: Broncano se topó no con una oyente sino con una ex-oyente. Bueno... en realidad no era tan ex-oyente, sino una oyente que creía que Broncano hacía chistes que molestaban. A ver... para entender bien la situación tenéis que escuchar este radiochip de la disconformidad: 



La señora con galgo iba por la calle... Y llegó la controversia. Le faltó tiempo para dar rienda suelta a su crítica. Broncano hizo un chiste sobre un señor viejo, que dijo que «olía a tierra», esta señora estaba escuchando y le pareció de mal gusto. Así que la mujer dejó de escuchar el programa en el horario en que salía Broncano.... Sin embargo, decía que le escuchaba todas las noches. Decía que ese chiste era impropio de la SER, que era una cadena que «respetaba a la gente».... La mujer se había quejado a la cadena y además estaba esperando respuesta. 

Yo, la verdad, estaba (y estoy) de parte de Broncano. [La expresión quedó divertida.] Enfadarse con ese chiste hasta dejar de escuchar el programa sólo por eso me parece de ser un poquito intenso con la vida. Pero el momento de radio fue genial. 

Como comentaban Broncano y Del Pino en antena, ¿qué posibilidad había de que la persona que pasara por la calle fuera una oyente, o que fuera ex-oyente y que estuviera enfadada por un chiste de justo la persona que le entrevistaba? Hombre, siendo que el programa es escuchado por 2 millones de personas en algún momento del fin de semana, no era difícil, pero que fuera una señora que tirara un moco en antena... eso era más difícil. 

La casualidad hizo que tuviéramos en antena una queja de una oyente así, sin comerlo ni beberlo. Y al final, con la tontería, estuvo divertido.

domingo, 13 de mayo de 2018

Antonio Mercero

Antonio Mercero era top. Soy el típico que se sabe de memoria los capítulos de «Verano Azul» y «Farmacia de Guardia», no sé si porque me gustaban mucho, si es porque los repitieron 80 veces, o si la segunda cosa es resultado de la primera, que es lo más probable. Por si fuera poco, un año repitieron en TVE «La Cabina» cuando yo era un crío, y me cagué de... no, en realidad no era miedo. Era... buf... una sensación de... claro, claustrofobia. 

¿Y cómo sacarme de la manga alguna relación de Antonio Mercero con la radio? Porque alguna me tengo que sacar... Porque Antorio Mercero era tan «lo más» que no puede ser que no tenga ninguna relación con la radio... Lo escucharéis en este radiochip de hoy. Mercero visitaba el «A Vivir...» de Fernando G. Delgado. Radiochip gafotas: 


[¡Ay! Ese momento de llamada fallida...]

Efectivamente, Mercero fue el director de la serie que trataba sobre uno de los personajes de radio más conocidos: Manolito Gafotas. Algo nacido en la radio se hizo televisión pasando por sus manos. 

Y sí, claro, muchos diréis que también tiene otra relación anecdótica, porque la sintonía de otra de sus series más recordadas, «Crónicas de un Pueblo», tenía de cabecera la misma sintonía de «Protagonistas». ¿O al revés? El primer capítulo de la serie es de 1971 y el primer programa de «Protagonistas» en 1969, en época aún de José Ferrer... Pero... ¿Usaban esa sintonía también desde el inicio? 

Para terminar, un mometno friki: Mercero, en un capítulo de «Farmacia de Guardia», hizo con unos cuantos de Antena 3 de tele un número musical en la serie. Se trataba de uno de los anuncios antiguos que sonaban en la radio: el Anticariol. Y eso fue un radiochip pasado. Ahora que lo pienso: en el último capítulo de la serie el personaje de Larrañaga llamaba a la radio, a una especie de «Hablar por Hablar», cuando el programa era todo un fenómeno social.

¿Cómo no ser fan de Mercero y su obra? 

sábado, 12 de mayo de 2018

Einaudi

Hoy es Eurovisión. Por el título ya sabrás por dónde voy... Pero quizá no sabes adónde quiero llegar. Para los que no sepáis por dónde voy, os contaré que la canción de España se llama «Tu Canción», la cantan Alfred y «Amaia de España», y el instrumento principal es el piano. 

Lo que pasa es que, como buena canción de Eurovisión, antes de llegar al concurso ya es acusada de plagio. Si buscáis en internet, por ejemplo aquí, lo explicaban. Hay unos cuantos segundos de la canción «Nuvole Bianche» de este este tema de Ludovico Einaudi que efectivamente recuerdan a la canción española... Pero... ¿Eso tan corto se puede considerar como un plagio? ¿Están exagerando o no? 

Ludovico Einaudi es conocidísimo, muy famoso, sus composiciones están en muchos sitios (publicidad, por ejemplo) y quizá no nos hayamos dado demasiada cuenta. Einaudi también forma parte de la colección de sintonías de la radio española. De la de RTVE, para que todo tenga conexión. 

Aunque la sintonía de siempre de «El Ojo Crítico» todos sabemos que es el «Lily was Here», hubo un tiempo en que cambiaron la canción de entrada. El programa empezaba con «Divenire» de Einaudi. Así que el radiochip de hoy es... ¿Un programa de «El Ojo Crítico»? Pues claro. Pero de 2008, para que escuchéis a Einaudi. Radiochip eurovinaudi: 



Pues la curiosidad es ésta. Seguramente cuando hayas comenzado a escuchar el radiochip te habrás coscado del detalle. Dicho esto... A ver si ganan la parejita, estuvieran inspirados los compositores en Einaudi o no. 

viernes, 11 de mayo de 2018

la sintonía

El radiochip de hoy no tiene mucho para contar. Simplemente se trata de una de las sintonías que más me gustan de la radio.

Bueno... Es una sintonía que me recuerda a cuando era un crío pequeño, venía mi padre a última hora antes de cenar, y jugábamos a alguna cosa. Mi padre ponía Radio 80 Serie Oro, y esta sintonía forma parte de mi recuerdo de cuando tendría... no sé... 4 años ó 5. Y con esta sintonía, canciones de las que ahora raramente ponen en ninguna radio. Hay alguna... pero... anecdótico todo. 

Radiochip 80: 



La sintonía es de Manuel Pacho, el mismo que hizo la sintonía del PP, Kiss FM, la Rato, la antigua de la COPE... Y de mogollón de anuncios que suenan a día de hoy en la radio española. Y de sintonías de televisión. La de composiciones suyas que forman parte de nuestro recuerdo...

Qué pegadiza era esta sintonía de Radio 80 Serie Oro. Qué genial. Y qué molonas sus versiones. Qué radio aquella que durante el día ponía éxitos de todos los tiempos (antiguas, antiguas también) y por la noche, clásicos españoles. Ahora ninguna radio te pone esas canciones españolas viejunas por la noche... Quizá porque no tendría éxito. Quizá hace tanto años que nadie lo prueba que igual nos llevábamos una sorpresa. O no. 

jueves, 10 de mayo de 2018

jefes convertidos en jueces

Vamos con el tema del que hablaba ayer tanta gente. En el siguiente radiochip yuero escucharéis cómo empezó ayer Dani Mateo en Los 40 (que son sólo 3 minutos): 



Entonces... Más allá de si las acusaciones son ciertas o no... Más allá de si nos creemos las acusaciones o no... 

Resulta que ahora los jefes de Los 40, quien dirige el «Yu» (que no es Dani Mateo, por cierto), los jefes de la SER y demás... se tienen que convertir en jueces. Como veis en el titular de la noticia de El Confidencial, «Los 40 "tomará decisiones" después de que acusen a Castelo de acoso sexual a menores». O sea... antes de que haya ningún tipo de acusación formal, y simplemente con los tuits de la gente en Twitter, a la SER le toca ser juez de un caso. Entendedme... jueces para la audiencia. [Por cierto... ¿Hay realmente caso? Él ha dicho públicamente que todo es falso.]

Después de las campañas en Twitter en las que mucha gente se ha puesto a animar a denunciar cosas, después de muchas críticas en esas mismas redes diciendo que no se daban nombres concretos, después de hablar de la valentía de todas esas mujeres que contando cosas en la red han conseguido que tal persona fuera destapada o desenmascarada... Resulta que Twitter no es el sitio para hacer este tipo de denuncias. Ayer en «La Ventana»  lo estuvieron diciendo, ilustrándolo en el caso de Izal. Esto quizá ya lo sabíamos, pero... ¿No se ha hecho desde los medios cierta campaña a favor de hacer este tipo de denuncias y de cómo denunciar cosas en la red tan valientemente había ayudado tanto? 

Dependiendo de la decisión que tomen en Los 40 y la SER, la gente tendrá distintas opiniones. En caso de que todo siga sin más... en caso de que dejen estas cosas en manos de la justicia (si hubiere lugar en su caso) seguro que hay gente que da credibilidad al 100% a estas denuncias y dirán que en la SER o en Los 40 escurren el bulto cuando se trata de su gente. Seguro que hay quien dice que ya se parecen al PP, y que después de hablar tanto de que una cosa es lo penal y otra lo moral, quizá deberían tomar decisiones sin necesidad de que una sentencia ni de una denuncia en un juzgado ni de nada parecido. Pero... claro... todo esto, dando credibilidad a lo que dicen los tuits. 

Porque puede que todo sea falso, claro. En ese caso... Si la SER o Los 40 cogen y quitan a alguien de antena sólo por denuncias tuiteras... ¿No estaríamos dando alas a que cualquier denuncia tuitera de cierta viralidad terminara en despido a la carta? ¿De verdad creemos que los jefes de la SER tienen que convertirse en jueces, y además en un tiempo récord? ¿Acaso la gente no espera un juicio desde los propios medios, dado que muchas veces esos medios (o gente de esos medios) ejercen de jueces populares en otros casos, independientemente de lo que diga la justicia? 

Por otro lado... ¿Cómo de permeables pueden ser unos jefes ante una acusación popular, aunque no esté probada o incluso sea falsa, pero goce de la credibilidad del personal? ¿La verosimilitud de una denuncia tuitera, por mucha que tuviera, puede hacer que alguien pueda perder su trabajo? Es decir... Si tienen la sensación de que la gente ha dictado sentencia (ese ente, «la gente», como si fuera uniforme y monolítica), si mantienen en la radio a esa gente... ¿Eso mancharía la imagen de la cadena, al menos para muchos? ¿Serían capaces retirar a un cómico de la radio sólo por la presión popular, sin necesidad de que nada esté probado? 

Como decía Dani Mateo: «Tomaremos las decisiones correctas. [...] Nos estamos ocupando.» Os lo traduzco: «Ahora a los jefes les toca ejercer de jueces. Están evaluando las posibles consecuencias». 

Por arte de magia, ahora a los de los medios les toca ser jueces. Tienen que tomar decisiones (o no) de manera rápida, y efectiva. Pero no pueden equivocarse. Con lo rápido que se juzga ahora en los medios, y con lo claro que tiene todo el mundo en la calle que el juicio justo es el suyo propio sin necesidad de juicios ni investigaciones... Veremos cómo termina todo esto. 

Qué chungo tiene que ser el hacer de juez, sobre todo si no se es. 

miércoles, 9 de mayo de 2018

Benito Moreno

Ayer murió Benito Moreno. ¿Que quién era, me preguntas? Pues, entre otras cosas, el que hizo la sintonía de «El Larguero» de toda la vida, ahora la de «El Transistor». 

A lo tonto, resulta que la de Benito Moreno es una de las sintonías más cantadas y coreadas por oyentes de radio en las últimas décadas. Tanto se ha identificado esta sintonía con De la Morena, que el «ra, ra, ra» sigue estando en las publicidades de Onda Cero.

La casualidad hizo que aquel verano de 1989 estuviera De la Morena escuchando la radio y decidiera que aquélla sería su sintonía. Por cierto, hay que recordar que cuando se la enseñó a Alfredo Relaño (entonces su jefe), éste le dijo que no le gustaba nada. Visto con ojos de 2018, Relaño se equivocaba fuerte. 

Pero Benito Moreno hizo muchas más cosas que una canción, o más que muchas canciones, porque canciones famosas tiene unas cuantas. Y lo mejor es que guarda una historia vital más que interesante. A ver... Nació en 1940, estudió arte dramático, estuvo representando una obra de Lorca que tuvo tanto éxito que se prohibió en todo el país. Viajó de Sevilla a Madrid, Barcelona... y al final, Francia. En Bretaña fue profesor universitario 20 años (flipando, ¿eh?) y en los 70 volvió a España. El resto de la historia la contaron en  «Hoy por Hoy Sevilla». Allí estuvo el año pasado charlando más de 20 minutos... Es el radiochip moreno de hoy. Es haciendo clic aquí

A aquel programa acudieron sus hermanos y entró por teléfono otra personalidad de radio: Mª Esperanza Sánchez. 

Y otro radiochip más... Resulta que la Gemio usaba una de las canciones de Benito Moreno para hablar de pueblos. Y un día estuvo hablando de Benito Moreno con Fernando Glez. Lucini (que muchos de los oyentes lo conocerán de Radio Nacional). Otro radiochip moreno: 


Hablaron de Benito Moreno, e intervino por teléfono. Media hora casi estuvo. [Quién me iba a decir a mí que terminaría usando un momento de radio con la Gemio para ilustrar un tema.] 

Como veis, Benito Moreno es famoso para todos los oyentes de la radio por una canción... Pero mucho más. 

martes, 8 de mayo de 2018

Jaime Altozano

Es genial, de verdad. Me encanta.

Jaime Altozano es alguien que explica la música (para los que no sabemos y para los que sí saben), lo hace de una forma clara, contemporánea, simple, simpática... Es alguien que merece ser escuchado en la radio. 

Sobre todo se le conoce por su canal de Youtube, pero hay que decir que si buscáis, le encontráis por la radio. Hace poco hizo un vídeo para Los 40 hablando de la canción de Aitana War, otro sobre la de Pablo López, y hace unas cuantas semanas lo hemos podido escuchar los viernes en el programa de Toni Garrido. Aquí va el ejemplo: 



He elegido esta sección porque estaba subida a ivoox por separado, pero si buscáis en la página de la SER, podréis escuchar otras de las secciones de hace unas semanas que eran también geniales. Además de hacer vídeos guays de Youtube, resulta que habla muy bien por la radio. 

El otro día, cuando llegué a casa de unos amigos, sin saber muy bien cómo, me terminó enseñando el vídeo de Youtube de Jaime Altozano en el que iba diseccionando la banda sonora de «El Señor de los Anillos» poco a poco. Mientras me lo enseñaba, mi amiga (su novia) decía: «No, no, enséñale el vídeo de...» Se habían tragado vídeos de media hora hablando de música con partituritas y con cosas que en principio jamás se les pasaría por la cabeza. ¿Magia? No, es que lo cuenta guay. 

Ya... Ahora supongo que estás extrañado porque ni he puesto el enlace a ese vídeo y porque no tiene nada que ver con la radio. ¡Pues no! No es la primera vez que aparece por el blog un programa de Radio Clásica que se llama «Música y Significado».

El programa de Luis Ángel de Benito contó en 2017 con Jaime Altozano para hablar de esa película, y este año para hablar de «La Guerra de las Galaxias». Lo podréis escuchar en estos radiochips altozanos: 

      

Es más... Diré que Jaime Altozano tiene una dicción que ya quisieran para sí muchos de los que hablan en la radio todos los días. 

También ha aparecido en algunos programas como el de Ricardo de Cala (al que muchos escuchamos en el programa del Ciudadano García con su «música calásica»), y en algunos sitios más.

La manera que tiene de hablar, de contar, de relatar la música me parece genial. Entendible, bien contado... Una vez que sabemos que él es bueno, cabría preguntarse si lo que cuenta puede pegar en una cadena como Los 40, en secciones en radio generalista como la SER o en una cadena de tipo Radio Clásica. De hecho... ¿No sería genial que le dieran un programa en Radio Clásica? Igual atraían a esta radio a una audiencia que no estaba en las expectativas.

Lo único es que este tipo de contenidos, tan trabajados, no son cosas que se puedan explotar todas las semanas o todos los días, porque creo que no daría la vida, pero lesta gente mola que la exploten y le saquen zumo. 

lunes, 7 de mayo de 2018

el fin real

En muchos medios se ha hablado del fin de ETA. Muchos se sorprendían de que este final de ETA no ha tenido mucho bombo. Como si este hecho debiera haber tenido más interés mediático, o como si los desde los medios tuvieran que celebrar la noticia sobremanera. 

Si miramos entrevistas a periodistas de hace unos cuantos años, cuando les preguntaban qué noticia les gustaría dar, respondían en su mayoría que el fin de ETA. Esta noticia, efectivamente, está descafeinada por muchos motivos: porque en realidad ya estaban en las últimas y de forma casi testimonial, porque lo han hecho por fascículos, porque no han terminado pidiendo perdón al total de las víctimas... Una suma de cosas que ha hecho del fin de ETA un capítulo periodístico completamente distinto al imaginado hace años. 

ETA ha sido una constante en los medios. En el blog hemos ido recordando muchos momentos que han pasado por la radio: el atentado de Hipercor, uno de los atentados que se sintió desde la propia radio, o varias, los atentados a periodistas como Luis del Olmo, Carlos Herrera, el asesinato de Ernest Lluch, Miguel Ángel Blanco... Hasta bombas sin víctimas han pasado por la radio. Más de 800 personas asesinadas, muchos atentados que no consiguieron sus objetivos... Las radios, teles, periódicos y demás medios tuvieron en ETA un tema constante durante muchos años.

El radiochip de hoy nada tiene que ver con asesinatos, bombas, heridos, hijos de víctimas... No. Y ejemplifica también por qué esta noticia no ha sido tan importante como quizá muchos hubieran pensado. 

Se trata de un momento de Radio 3, del «Hoy Empieza Todo». Estaban haciendo el programa en directo en La Coruña, y Antonio Vicente hizo un sencillo experimento: Preguntó a una niña si sabía qué era ETA. La reacción fue la que podéis escuchar en el próximo radiochip del fin de ETA:



Ni flores. Cuando yo era muy, muy crío e íbamos de excursión, una de las cosas que se cantaba era lo de «Sabrina es de la ETA, no tiene metralleta y dispara con la teta». La cosa es que esta niña... ni flores. Por eso ejemplifica por qué esta noticia no ha sido tal y como se imaginaba hace 15 años: porque en realidad, la noticia importante fue hace hace ya unos cuantos años. ETA había sido desterrada de nuestras mentes hace unos cuantos años. 

domingo, 6 de mayo de 2018

José María Íñigo

La casualidad hizo que «No Es un Día Cualquiera» viniera este fin de semana a Tarragona por primera ocasión, y que la muerte de José María Íñigo lo convirtiera en un programa histórico, porque él formaba parte del programa desde el año 2000. 

Sí, ayer fue un día para recordar a Íñigo. Mucha gente lo recuerda de la televisión, y para recordarle en la tele ya está Borja Terán, así que como no lo vamos a poder mejorar, pasemos a nuestro negociado. 

Gracias a la radio sabemos que hay que chupar la gamba, que gruñir puede ser un arte (con Labordeta lo hacían siempre), que puede dar lugar a momentos de radio, que... Ehm... A ver... ¿Por qué recordarlo yo si ayer en la radio hicieron constantemente? Además, no sólo en RNE.

Pepa Fernández comenzó así el programa de ayer, en este radiochip de Íñigo: 



Como estuve viendo el programa con mis propios ojos (porque vinieron a hacer el programa a Tarragona), os puedo decir que la emoción en el programa era constante. Hubo ratos en que Pepa hablaba con pañuelos en la mano, y momentos en que Aberasturi o cualquier otro intervenían en el programa cuando Pepa no podía hablar. Fue un programa, ante todo, emotivo. En los boletines horarios estaban los cámaras de TVE grabándole a Pepa para el Telediario. 

Las secciones de Juan Soto Ivars y de Juan Carlos Ortega cambiaron. Prepararon un montaje con momentos anecdóticos suyos en el programa. Escuchad este otro radiochip de Íñigo.


Si tenía una seguidora José María Íñigo, ésta era Rosaura. Ya sabéis... que tiene nombre de... personaje del Ortega. Y claro, Rosaura llamó hace 5 años a la radio (guiño, guiño, codazo) para decir que le encantaba Íñigo. Ojo a este otro radiochip:


Esto fue en la SER. ¡Pero todo era un guiño! Un par de años antes, la tal Rosaura (codazo, codazo, guiño) ya «había yacido con Íñigo». Ojo a la sección del Ortega...


Y sí, Íñigo tiene dedicado un programa de «Siluetas». Si queréis escuchar la historia de sí mismo por su boca y a través de la radio, aquí va una hora entera en la que (en 2014) hablaba de sus peripecias. 



Del su pasado en la radio (por ejemplo con «El Musiquero», cuando tenía pelo en la cabeza y no en el bigote) ya hablé en otro momento: cuando iba a retransmitir el festival de Eurovisión. ¡Por cierto! En muchos sitios ayer escuché que había muerto Íñigo, que era la voz de Eurovisión. Hombre... demasiado reduccionista, ¿no? Porque momentos suyos en tele y radio hay incontables, y lo de Eurovisión era anecdótico completamente, por mucho que llamase la atención.

De todas maneras, en RAC1 estuvieron hablando de lo de Íñigo y Eurovisión hace poco tiempo. Igual la entrevista que le hicieron no quedó demasiado bien. Lo podréis escuchar en este último radiochip: 



Íñigo, historia de la tele... y también de la radio. Llevaba 18 años seguidos en un mismo programa de radio, pero los informativos de muchas televisiones lo obviaron. Curioso.