viernes, 14 de julio de 2017

«En una noche tan linda como ésta...

...cualquiera de nosotras podría ganar. Ser coronada Miss Venezuela, al fin tus sueños poder realizar.»

Si sabes de qué canción estoy hablando... Tú, igual que yo, estabas escuchando el último programa de «La Ventana» de la temporada 98-99. 

Mirad... Me produce mucha tristeza que el final de Gemma en la SER haya sido así. Dijeron esta semana en el programa que Gemma se despediría un día de esta semana (o sea, queda hoy), pero lo que está claro es que nos queda a todos un mal sabor de boca. Han sido tantos años... 

Así que me he propuesto que, en caso de que esta despedida no se produzca —que ya han dicho que sí— o no sea tan por todo lo alto como debería, nos quedemos con un buen recuerdo de fin de temporada. Porque los finales de temporada de Gemma eran geniales todos. Era como una gran función de final de curso del colegio. Unos años se hacía un teatro, otros años se ponían a cantar... Era siempre un programa especial donde no sabías qué iba a pasar, pero sabías que por lo menos la mitad iban a hacer el ridículo y todos íbamos a pasar un rato entretenido que nos dejara las ganas de escuchar el programa después del verano. 

Aquella temporada tocó cantar. Los colaboradores se fueron preparando canciones que salían... como salían. Pillaron a un pianista que acompañara y todos a hacer el tonto. Por ejemplo, la propia Gemma cantaba con Ignasi Guardans «Paraules d'Amor» en este radiochip del gallo eterno: 



Rosa Villacastín cantó «La Tarara», Rosa Regàs cantó «Les Feuilles Mortes» de Yves Montand, Rosa Díez destrozó «Pasaba por Aquí» de Aute, Jaume Figueras cantó «My Way»... Entre otros. Y claro, lo que dio el toque de color fue el himno de Miss Venezuela que cantó Boris Izaguirre. Y lo podréis escuchar en este otro radiochip del gallo eterno: 



Y sí, al final todos terminaron cantando el himno de Miss Venezuela. Os parecerá una chorrada, pero os juro que hay gente que recuerda este final de programa y en más de una ocasión, tanto en «La Ventana» como en «Hoy por Hoy» (hace relativamente poco) han hecho referencia a esta canción, quizá casi como una broma interna del programa... quizá dando por hecho que no está esto en nuestra memoria. Aquí está el último radiochip del gallo eterno:



Si no lo estaba, aquí está el recuerdo. Esto sí es una despedida festiva, de fin de curso, de risas, de entretenimiento, de pasar de todo, de pasárselo bien... que que nos lo pasásemos bien. Qué genial ese final... cuando nos emplazaban a septiembre a seguir escuchando el programa con el buen rollo (de verdad) que se respiraba al otro lado. 

Me quedo con esta despedida. Luego poneos una de Abba, otra de Mecano, y entonces... todo completo. 

12 comentarios:

  1. Pues parece que era ella la que no quería despedirse. Al final la han convencido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las reacciones que veo en Twitter son bastante dramáticas. Hay que darle la razón a Alfonso. Es ella la que no quería salir, y las únicas críticas que hay son a la cadena. Yo adoro a Gemma, pero los gemmistas le hacéis un flaco favor.

      Eliminar
    2. ¿Quién ha hablado de quién quería o no quería?

      Eliminar
    3. El dramatismo parte de la propia SER. Gorka Zumeta ha dicho que el golpe en la redacción y en los directores de programas ha sido bestial, e incluso un periodista de la casa le ha dicho que es como si hubieran despedido al añorado Carlos Llamas. Algo grave sí que debe de ser el despido de Gemma.

      Eliminar
  2. http://www.gorkazumeta.com/2017/07/el-adios-de-gemma-nierga-golpe-la.html?m=1
    Supongo que lo has leído

    ResponderEliminar
  3. A mi me choca que echen a Gemma y siga alguien tan poco radiofónico como Pepa, su angustiosa respiración hace que cada día sea más desagradable escucharla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me angustió su despedida de Gemma. Se notaba que la mujer estaba haciendo lo imposible por quedar bien y despedirse de ella como merece. Incluso le puso a una oyente que había perdido a su hijo y la cara de Gemma fue todo un poema (se puede ver ese instante en el vídeo de la despedida). Para una vez que la pobre Pepa se saca el corsé y se suelta, nos deja a todos con cara de póker. Es una buena metáfora de lo angustioso que resulta que siga ahí. No es santa de mi devoción, pero tampoco creo que se merezca la mujer ser la Rajoy de la SER. A todo esto, Pepa debería de estar harta de que no la dejen hacer el magazine. Antes con Gemma y ahora con Garrido. Parece que la condenan a ser el busto parlante de las noticias. Por mucho que cobre, eso no se paga con dinero.

      Eliminar
    2. El problema con Pepa no es que sea un busto parlante o de estilo...a mi lo que me ha hecho dejar de escucharla es oír su respiración, cada vez que inicia una frase o toma aire se le oye respirar angustiosamente, no sé de ningún otro locutor al que le pase eso.

      Eliminar
  4. Si no me equivoco, los únicos que quedan al pie del cañón de aquellos maravillosos años, cuando superaron los 5.000.000 de oyentes (2004), son José Antonio Marcos, Pedro Blanco y Manolo Molés (manda narices, un programa de toros en la SER).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si incluyes a Pedro Blanco habrá que incluir a Isaías Lafuente, a Javier del Pino... y a Rajoy, protagonista importante de aquellos maravillosos años de la Ser.

      Eliminar
    2. Incluyo a Pedro Blanco porque fue director y presentador de Hora 20 hasta 2008, cuando lo absorbió Hora 25 (aunque en la práctica siga presentando el mismo espacio con distinto nombre).

      Isaías Lafuente, que yo sepa, ha sido subdirector de Hoy por hoy (con Iñaki) pero nunca ha sido director ni presentador de ningún programa.

      Javier del Pino llegó a dirigir y presentar el A vivir en 2012, para entonces la SER estaba en manos de Alejandro Nieto, después incluso del Clan de los gallegos.

      Todo lo que sea posterior a la salida de Daniel Gavela a Cuatro (2005) ya no son maravillosos años.

      Lo siento, lo de Rajoy no lo he pillado.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...