jueves, 18 de mayo de 2017

federalismo

El otro día estaba con unos amigos y salió el tema del federalismo. Resumo las posturas de aquella conversación, porque había 3, y eran lo más tópicas y típicas que os podáis echar a la cara.

La primera, la de los independentistas. En resumen: España era mala, Cataluña era un ente superior en todos los sentidos, y ser una autonomía era casi un insulto. La segunda, la de que España tenía que unificarse, porque no podía ser que cada sitio fuera a su bola, y que eso del independentismo era un sentimiento que salía de la nada, y que venía enseñado desde la escuela. Y luego, la tercera postura, era la del tan famoso federalismo. Oye, ni medio gris nadie. Parecía un chiste... Tres posturas, tres tópicos actuales. 

Yo mantenía que eso del federalismo era un poquito de postureo. Que de hecho ya somos federales en la práctica, por mucho que no nos autodenominemos así, pero que vamos... Que no veía yo mucho la diferencia con otros países que lo son. Total, que tanto los independentistas querían un cambio (claro, a la independencia), como los federalistas. Y yo me preguntaba: ¿un cambio pero... hacia dónde? Y los otros opinaban que todo era un galimatías... Como si en estos últimos años de España de las autonomías todo hubiera sido un desastre fatal y esto fuera Somalia. Debe de ser que antes de la democracia España era un ente genial al que miraba toda Europa o algo así, y yo no me había dado cuenta. 

Busqué por ahí, por los recovecos de las grabaciones de radio, el día aquél en que Rubalcaba en "Hoy por Hoy" habló en 2012 de la reforma de la Constitución para hacerla federal. ¿En qué narices cambiaría aquello? 

Total, que Francino por la tarde invitó a un catedrático de derecho constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela. Radiochip federal: 



Básicamente, no existe ninguna diferencia con lo que tenemos hoy, según dijo este catedrático en 2012, cuando el tema estaba ya de moda pero no estaba en los planes del PSOE a nivel nacional. 

Tengo que decir que las preguntas de Francino me parecieron un poco fingidamente cándidas pero muy dirigidas  (del tipo de preguntas en que la respuesta esperada viene implícita), y casi le pedía al profesor que explicara de dónde salía la discusión, cuando según lo que él iba contestando la respuesta sería: "es un problema de quererle poner otro nombre, pero no cambia nada". Daba la sensación de que Francino quería que el hombre contestase impepinablemente algo del rollo: "el federalismo es la solución genial que proponen inteligentemente los socialistas al problema que el resto ha creado, y con eso todo arreglado, ya verá usted". 

Y cuando habló de que eso de federalismo y que es poco compatible con los nacionalismos... ¡Ay! Qué temazo. Un tema que Ignatius resolvería de un plumazo. Como en Bélgica, que según decía, funcionaba fatal... ¡Vaya! Ambos países tenemos el récord europeo de tiempo sin gobierno en Europa.

Así pues, me gustaría que en la radio se diera menos tiempo a los políticos hablando de este tipo de cosas, y que dieran más espacio a gente que analiza estos temas un poquito desde fuera. Sería tan interesante... De cara al domingo, al menos. Y también estaría bien que los presentadores de los programas —muchos, en general— fueran más a por respuestas que a que les respondieran lo que ellos quieren. Pero igual es una sensación mía muy loca... 

5 comentarios:

  1. El problema de España no es tanto el reparto de competencias como el del dinero. La caja no es federal. I el estado tiene mentalidad claramente centralista. Pero eso es otra historia.

    ResponderEliminar
  2. "Pero igual es una sensación mía muy loca... " Es una sensación tuya muy loca. Que es el programa del presentador, no del entrevistado. Y en última instancia el de la emisora, o grupo empresarial. Si hasta en las supuestas radio libres sucede lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto. Nos escandalizamos de que Irene Montero quiera mandar en la Ser, pero cuando Francino manda en SU programa, nos escandalizamos también.

      Yo no me escandalizo de que Francino mande en su programa. No le oigo y ya está :)) Por cierto, a Angels Barceló y a Iñigo Errejón tampoco les oía.

      A Pacman le gusta Javier del Pino, que lleva invitados a meterse con la música americana y a defender el fútbol. Claaaro xdd

      Eliminar
    2. Jajaja, si me parece perfecto que entrevisten a quien quieran que tenga una determinada posición.

      A lo que voy es que no pueden renegar de una determinada contestación de su propio invitado o reinterpretar su respuesta (aunque no sea este el caso)

      Eliminar
    3. Ya hombre. Era un poco por tocar las narices. Ahí el problema es de producción, de no haber elegido el invitado adecuado

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...