jueves, 2 de marzo de 2017

quién les iba a decir...

Ella tenía 24 años. Él, 28. Ella usaba un apellido inventado por entonces. Él, con sus 28 años, hablaba como si tuviera al menos 10 más. Él ya había sido presentador del Telediario y decía que eso le aburría. Rajaba un poco del ente público. Hablaba como si ya llevara 30 años currando en los medios. 

Ahora es cuando vuelvo a hacer la resta para ver si en 1985, que es de cuando estoy hablando, ambos tenían las edades de las que estoy hablando. La edad de ella me la creo. La edad de él, no. A ver... 1985 - 1957 = 28. Sí, sí, 28 años. Lo dicen en el radiochip. Recuerdo un recorte que utilicé para el libro. Era de 1981 y ponía una publicidad en donde ponía que él era el locutor «de la nueva generación». Claro... él era un jovenzano de 24 años que hacía las mañanas de Radio Miramar. Ahí coincidió con la que sería después una compañera de cadena... Julia Otero. 

Pero quién les iba a decir a la entrevistadora de 24 años y al entrevistado, de 28, que unos años más tarde harían las mañanas de Onda Cero de lunes a viernes él, y ella los fines de semana. Como ya habrás imaginado con las pistas —o no—, me estoy refiriendo a Isabel Gemio Garbí y al locutor de ustedes, Herrera, Carlos. 

Las mañanas de Onda Cero fueron suyas, ahora él es —y fue— historia de la COPE, pero la entrevista que es el radiochip de hoy fue emitida por la SER. Bueno... Por Radio Barcelona. Isabel Garbí era una de las chicas que entrevistaba a gente en «El Diván», y un día quiso hacer un ratito de radio con un Herrera que no se distancia tanto del que conocemos hoy. Aunque después de escuchar el radiochip veréis que algunas de las respuestas no las daría en 2016. Ni antes. 

Esta entrevista la rescataron en un espacio de SerCat llamado «Rebobinem», en el que Marçal Serrats (os sonará porque estuvo en el «Hora 25») y Ramón Iglesias rescataban de la fonoteca de la radio algunos espacios para emitir este pasado verano. El programa lo llevaba Isabel Garbí con Marisol Castillo y Reyes Mateo. Escuchad este radiochip veinteañero: 



Aquel Herrera de 1985 no quería haber entrado en la OTAN. Aquel Herrera ya se decía taurino, ante la sorpresa de las entrevistadoras. Aquel Herrera hablaba de cómo le tapaban el la tele su incipiente calvicie con un arte... ¡Joder, qué bueno era! [Me hace gracia cuando decía mucha gente que por ejemplo Aimar Bretos era muy joven para llevar el «Hoy por Hoy», o Pedro Blanco en sus tiempos. Pero de esto de las edades ya hablamos en el pasado.]

Cuenta de que iba a terminar la carrera, de que iba para dermatólogo, de que era del Barça [hace poco se «deshizo» del Barça y hasta fue capaz de ponerse una bufanda del Sevilla] y rajaba —comentaba— la manera de tener los informativos ajenos... Incluso me sorprendió eso de que no creía en eso de las teles privadas del todo. Me sorprendió menos el hecho de que no le gustara tanto la tele de noche, y sí le gustaba dormirse con la radio.

Y terminó cantando canción española. Quizá podría sorprender en aquel entonces un Herrera que cantaba esas cosas, pero tiempo más tarde estaría en la propia SER con un programa nocturno de copla: «Coplas de mi SER». Y se llevaron ese programa a esa naciente Dial con nombre de «El Colmao». 

Curioso todo, ¿no? Pues no podía ser que este hallazgo no pasara por el blog. 

1 comentario:

  1. O sea, que lo de que va a jubilarse pronto Herrera lleva 30 años diciéndolo xdd

    Por cierto, Rebobinem sigue emitiendo en bucle las mismas 18 o 19 entrevistas que empezó a emitir no en verano sino ¡en mayo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...