martes, 14 de marzo de 2017

el verdadero número π

El 14 de marzo (en los países anglosajones 3/14) es el llamado «día π». En realidad sería más lógico que en España fuera el 22 de julio, porque 22/7 sale 3,1429, y esto está más cerca del numerito en cuestión... Pero bueno. Convenimos que hoy es día pi. 

Esta chorrada me recordó un momento de radio, que es el radiochip de hoy. En una «primicia primiciosa» de hace muchos años en el programa de Gomaespuma, a las 8 h. en punto de la mañana, contaron la historia de una chavalilla a la que en el colegio le preguntaron por el número pi. Lo podréis escuchar en el siguiente radiochip pi:



Ya sé que es una chorrada, pero en aquel tiempo era todo muy moderno. Lo de siempre se cruzaba con «lo moderno». Y de eso quería hablar hoy. 

Que con todo esto de las redes sociales y las noticias graciosas de internet, es mogollón de raro que nadie cuente cosas originales para mandarlas a la radio, y también es mogollón de raro que las radios se curren los contenidos. Mucho mejor buscar en internet que buscar que los oyentes incondicionales manden cosas más allá de que escriban un gorjeo furtivo sobre un tema por el que previamente nos han preguntado. Con toda esto de la interacción actual se ha perdido la sorpresa. Nunca sabías qué te iban a contar como anécdota. Ahora todo el mundo va del rollo Herrera y le pregunta a los oyentes y de paso, por si son gilipollas perdidos, nos dan en antena un colorario de posibles respuestas graciosas —previsibles— para que cojan el teléfono y llamen, o para que manden mensajitos. 

Lo del humor muchas veces es como las cosquillas. Tú no te puedes hacer cosquillas. Y tampoco puedes esperar que la gente muera de risa con las posibles llamdas sobre un tema que seguramente son esperables. La gracia de este radiochip no sólo estriba en que no sabías cuál es su resolución. La gracia está en que no sabes de qué iba a ir, pero tenías la convicción de que iba a ser algo divertido. Y nada de alargar media hora el tema hasta cansar. Pim, pam, pum. Y a otra cosa. El buscar la historia buena no tiene que ser el resultado de una hora de llamadas hasta que sale una buena, sino que tiene que ser el restultado de un trabajo previo para que el oyente no se tenga por qué comer tanta farfolla de anécdotas de mierda y que no dicen nada.

Y que a veces pienso que para hacer lo de Herrera hay que ser Herrera. 

Lo de siempre se cruza a veces con «lo moderno». Pero el problema es cuando lo auténcico se cruza con lo artificial y desganado. Las dos cosas no se pueden dar siempre a la vez. Eso sería la cuadratura del círculo. Y el círculo es eso que para calcular sus dimensiones es necesario saber el valor de pi... y el radio. Y de eso iba hoy el radiochip: de radio y de pi.

1 comentario:

  1. Para hacer lo de Herrera hay que ser Herrera... o Juan y Medio (el que nunca hace nada).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...