lunes, 25 de febrero de 2013

¡no te vayas de la COPE!

Un 25 de febrero de 1998, es decir, hace 15 añitos, Antonio Herrero, en su programa "La Mañana" de la COPE, llamó a Rosa Conde "la Lewinski española". Toma castaña. Obviamente, se montó la de dios es Cristo. Lo primero, escuchemos el radiochip Lewinski:

Ir a descargar

Rosa Conde dijo que aquello era "una ruindad, una indignidad y una bajeza moral". Y vino a decir que lo que realmente le preocupaba es que eso se pudiera decir con total impunidad desde los micrófonos de la iglesia. El portavoz socialista de entonces, Eguiegaray, recibió a Elías Yanes (presidente de la Conferencia Episcopal del momento y arzobispo de Zaragoza) con un "¡hasta aquí hemos llegado!" y le dijo que ningún socialista iría más al programa de la COPE. Además, empezaron a hablar del dinero público que se llevaba la iglesia y todo eso... Así que José Sáchez, entonces portavoz de la Conferencia Episcopal, dijo que desaprobaban pública y privadamente las difamaciones de Antonio Herero y que lo ocurrido no era justificable. Y claro, se empezó a comentar si se lo iban a cargar de la programación... pero por lo visto dijeron desde esas altas instancias que le iban a dar "una segunda oportunidad". O sea, que lo mantenían. ¿Os suena la historia?

Se montó un pitote bueno, bueno. Tanto, que si os acordáis, por aquellos tiempos había un programa que se llamaba "La Parodia Nacional", que presentaba Constantino Romero, donde hablaban de la actualidad a través de canciones a las que le cambiaban la letra. Así que en la edición de aquella semana, Tony Las Vegas (o sea, Alfonso Aibar, un cantante zaragozano que salió en "La Voz" hace nada), interpretó el "No te vayas de Navarra", pero dedicada a Antonio Herrero. Y la letra que había escrito el concursante para ganar era esta:

No te vayas de la COPE 
"Es la COPE una radio muy liberal, sus tertulias destilan moderación, tienen la bendición episcopal, aunque metan la gamba hasta el corvejón.  
Y si Herrero en un alarde la Lewinski y Rosa conde ha "comparao", se confiesa y va que arde, ¡vive dios que con la iglesia hemos "topao".
Primero, la insultas, después te disculpas, y así todo "arreglao". 
Si Rosa Conde te agarra, me parece, Antonio Herrero, que te tragas ese micro puñetero. Si Rosa Conde te agarra, los obispos te protejan, pobre Herrero, o te afeita tu plumero. Si Rosa Conde te agarra.  
El socio en Marbella de Jesús Gil y unos bloques de pisos que construyó en la zona más verde que hay por allí, ¡no te digo el pitote que se formó! 
Se las da de ecologista,y se carga los rebecos "a patás", tiene un morro que se lo pisa, Antoñito por delante y por detrás.
Y sus eminencias le dan indulgencias y suelen cantar: ¡No te vayas de la COPE! Si el PSOE te la endiña tú tranquilo porque somos una piña. 
¡No te vayas de la COPE! Te ponemos de rodillas, te reñimos, pero sólo de boquilla. 
¡No te vayas de la COPE!
Y es que son muy tolerantes. Aunque te has pasado a tope, tú los tienes nominados y en el bote. 
Y es que son muy tolerantes. Y declaran con soltura que detestan desde siempre la censura. Y se quedan tan campantes. ¡No te vayas de la COPE!"
Cuando Herrero pidió disculpas dijo que no estaba en su ánimo ofenderle y que lo decía en el sentido de que era una becaria en La Moncloa, pero sin ninguna otra connotación. ¿Cuela o no cuela? No cuela. Pero así quedó la cosa.  

21 comentarios:

  1. Gran Antonio, pidió disculpas y reconoció su error y eso hace más grande a unos de los periodistas de raza que ha dado este país. A ver si recordamos cuando se la montó a la ministra de medio ambiente del pp y este se lo intentó cargar. Ay que imparcialidad destila este blog... Descanse en paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opinar imparcialmente es harto complicado. De hecho, la subjetividad objetiva es tan chunga... Para no inducir a error, hay que decir que en este blog no pretendo ser imparcial. Y los que comentan, espero que tampoco.

      Supongo que tu opinión es la imparcial. Pues queda dicha. :D

      Eliminar
  2. Vives en Italia, pero tus análisis políticos están completamente errados. De radio,sabes. De política, poco. Zapatero a tus zapatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siguiente no sé si será que no pueda expresarme o quitarme el derecho a voto. De momento, ser un anónimo no te confiere ningún crédito para juzgar si sé o no, y desde luego sin decir por qué... Anónimo, a escribir libros del siglo XIII.

      Eliminar
    2. Exageras. Ya te gustaría esa vocación de mártir, por otra parte tan vaticana y romana. Es su blog y respeto sus normas.

      Eliminar
    3. Ahora respondo en serio: si pongo algo referente a política (o al tema que sea) que consideras errado (por la razón que sea), siempre puedes comentarlo... Pero claro, explicando el porqué, o aportando algo. Porque así, sin más, sin justificar nada, es un poco rollo.

      Luego la gente lo lee, y ya no es que yo no sepa ni a qué te refieres (que ni idea), sino que el que lo lea, tampoco se coscará de nada. Terminan siendo comentarios sin interés. Tiempo perdido.

      Eliminar
  3. Su trayectoria vital y profesional tiene un colofon perfecto en su forma de morir : ahogado en su propio vómito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que tuviera una úlcera... con tanta bilis... no sé qué fue antes, el huevo o la gallina...

      Eliminar
    2. Comentarios de muy mal gusto. Podría hacer algún comentario mofándome yo también de la muerte de Cárlos Llamas por ejemplo, pero tengo mejor gusto y algo de lo que carecen los dos personajes anteriores, respeto por quién ha muerto.

      Además que soy un "malvado" anónimo que no goza de la simpatía del autor/inquisidor del blog y podría ser censurado, no como sus amiguitos, por mucha barbaridad que escriban.

      Eliminar
    3. Hombre, Carlos Llamas tenía bastante más gusto que Antonio Herrero. El mismo Federico tiene bastante más. Antonio es que era muy gañán.

      Pero puedes meterte con Escolar, Juan Cruz, Isabel Gemio o tantos otros que son de izquierdas, y reciben bastante más insultos que Antonio Herrero en este blog.

      Eliminar
    4. A este paso, si Pacman no quita los captchas, sólo van a comentar en el blog los anónimos con muchas, muchísimas ganas de meterse con él. Yo es la última vez que te defiendo, que lo sepas.

      Eliminar
    5. Hombre, reconocerás que los que solía soltar Antonio Herrero no eran de mucho mejor gusto en bastantes ocasiones...

      Eliminar
    6. Estimado y cobarde anónimo:

      No se cuanto conocías al finado buzo. Trabajé tres años en Antena 3 Radio y podría contarte infinidad de vilezas del tu admirado, y desconocido para ti, Antonio (lo supongo desconocido pues si hubieses tenido la mínima relación no lo admirarías). Permíteme que las reserve para la entrada anunciada por "El Inquisidor" conmemorativa del XV aniversario de que Neptuno abrazara al "periodista de raza"... (raza es sinónimo de calaña).

      Por cierto, ¿de que raza?. Raza, sin especificar más, no significa nada. Mi perro es de raza. ¿De cual?. Y mis gayumbos son de color. ¿De cual?... bueno, depende de los días (que los lleve puestos) y de las zonas. Pero el malagueño era de raza, eso si. Otra cosa es de cual.

      ¿Respeto por un muerto?. ¿Por que?. ¿Solo por el hecho de haber muerto?. Pues entonces, respeto para Hitler, Caín, Pol Pot y Vlad Tepes.

      El día de su muerte, el diario el País retiró la primera edición (la que venden en los Vips), porque la noticia aparecía publicada en la sección de sociedad junto a otra con este titular: "La muerte de las ratas no impedirá los logros del gobierno" (o algo parecido, escribo de memoria). La noticia se refería a unos roedores destinados a experimentos en el espacio financiados por el gobierno. Los pobres también habían finado. En posteriores ediciones se reorganizó la página para que no apareciesen juntas.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Grande Antonio Herrero. Pionero de las tertulias rdiofónicas de la mañana a las que acudían políticos de todo "pelaje". Un periodista bravísimo y de raza, que junto a otros denunció lo peor del último mandato del felipismo. Lamentables el tono de los calificativos que sobre él se vierten en las opiniones anteriores, como el artículo que a su muerte le dedicó Haro Tecglen titulado "que mas da". Mejor la independencia de Prisa con los Polanco, Cebrián, Pradera y compañía, no?. Todo dicho. Particularmente sigo echando de menos el estilo de Antonio en la mañana.
    Por cierto, falta el radiochip de las disculpas. Quiero pensar que el bueno de Pacman no lo tenía y por eso no lo ha puesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tengo... pero está puesto en el texto. Pero vamos, si lo echas de menos, el que más se parece a él es Federico ahora. Por cierto, buscaré lo de Haro... ahora me pica la curiosidad.

      Eliminar
    2. Es cierto, escucho a Federico, pero no es lo mismo. El artículo de Haro se publicó en el Pais, yo lo tengo en formato papel, porque conservo las informaciones del óbito de Herrero. Si lo quieres lo escaneo y te lo paso. Creo recordar que tambien tengo en CD, el audio de la disculpa de Antonio en antena.

      Eliminar
    3. ¿Me lo puedes pasar a la dirección que sale en el blog? :O

      Si tienes algún audio más, pásalo, porque pronto será el 15 aniversario de la muerte y no tengo nada aún escrito. Gracias

      Eliminar
    4. EDUARDO HARO TECGLEN

      Qué más da

      Busco mis sentimientos por la muerte de Antonio Herrero: no tengo. La pura muerte deja de impresionar a quien se ve cerca de ella: no queda la sensación de culpa de quedarse aquí, porque se queda para poco. La muerte de un enemigo ya es insignificante: otro saldrá y, además, es igual: son gentes de otras estructuras. Yo no fui enemigo de él; él lo era mío y supongo que, por mucho que me maldijese, no le importé nada.

      No le oía: a su hora no puedo. Me llamaban para contármelo. Lo de él, lo de Jiménez Losantos, lo de otros que no recuerdo (ah, sí, Carlos Semprún). Hace muchos años me impresionaban estas cosas: cuando murió Franco y la censura se abrió. Era lógico: se abrió para todos: buenos y malos, justos y canallas. Para la verdad y para la calumnia. ¡La abrieron ellos! Pero la verdad es siempre dudosa y la calumnia deja mucho. Tuve entonces, hace 20 años, algún susto: vi que se podía mentir, se podía minar la fama, la moral de los hombres; se podía alterar sus pensamientos, falsificar sus palabras, crearles el personaje que no eran. Sabía que era un arma de Estado: el de Franco, o de Stalin, o de Hitler, qué sé yo; pero que en la democracia no podía prevalecer. Podía: y prevalece. Quizá éste sea su mejor régimen. En los totalitarismos no se cree en nada; en las democracias se puede ser crédulo del mal. Qué grave. «Qué fuerte», dicen ahora. No le oí nunca, pero me lo contaban. Ni le conocí. Pasados los años largos de este régimen, ya me dan igual todos ellos. Sé que los suyos trataron de desmontar este periódico donde me guarezco; y, con él, una línea política que no continuaba las grandes de su afiliación. O que daría las prebendas a otros. Algunos de entre ellos, de entre sus sindicados, sólo tenían rabia porque no escribían aquí, no tenían esta difusión. Otros, porque se habían transformado hacia su propio opuesto y no aceptaban que hubiera personas que las mantuvieran. Otros hasta por fe religiosa. Deposito mi flor en la tumba: es blanca, como la indiferencia.

      Quisiera tener algún sentimiento de pena por una muerte, de malestar por una pérdida o de alegría por el silencio definitivo de una voz adversa. La que me duele es otra, la de «un mendigo de la Historia española», como dice su hijo (le salió muy raro: José Luis Martín Prieto): la de un inválido del Quinto Regimiento. Al que yo vi, en aquella lejanía, como salvador. Qué curiosa es la vejez; se duele uno de lo antiguo y de lo lejano. Desprecias a algunos contemporáneos.

      Eliminar
    5. Eduardo Haro . Otro que no me inspira ningún respeto. . A pesar de estar muerto

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...