lunes, 14 de enero de 2013

el invitado no aparece (2)

Aquí va otra entrada de cuando el invitado no aparece, y los oyentes somos muy conscientes de eso. Lo de ayer fue de traca, y el mal rollo se percibía en antena... Lo de hoy es distinto, porque primero no nos damos cuenta de que no está el invitado que falta, porque son dos. Y no nos damos cuenta hasta que aparece el invitado. Sin embargo, el ambiente es de muchísimo mejor rollo... sea por la razón que sea. Quizá porque la que manda es distinta, porque en realidad no le descuadraba tanto el programa porque sólo faltaba uno de los invitados, ya sea por lo simpático que resultó el que el invitado reconociera que se había quedado roque... 

Esto ocurrió al comenzar este año, 2013. Creo que era el primer programa de del año, y la entrevista era de Gemma y Millás con Buenafuente y Berto Romero. Total, que Buenafuente estaba y Berto... ¿dónde estaba Berto? Llamando en directo y a traición... Y... a partir del minuto 8... esto, en el radiochip dormilón:


Hombre, comparando con la entrada de ayer, hay un cambio de estilo tremendo. Pero tremendo. Es más... moló que se hubiera dormido. El relato de cómo su mujer le da el codazo diciendo: "¿la entrevista en la SER?"

Si la presentadora en vez de estar en "modo broncas" en antena, está en "modo risas", los oyentes lo agradecemos. No le echa en cara que eso no le ha pasado con tal o con cual. En realidad nos la pela. Lo que queremos es que el de la radio, la presentadora, se las apañe de tal manera que al final yo, como oyente, me lo pase bien. Y eso, con mal rollo no se consigue. Se consigue... "a lo Gemma". Es así. Imaginaos que la entrevista hubiera seguido igual que la de la Gemio a Paco León... buf... no hubiera tenido sentido. Sin embargo, Berto estaba ahí, retransmitiendo su desayuno tranquilamente, Gemma riéndose, Millás siguiendo el juego... Aunque el sonido de las tazas diera fastidio. Quien tiene que juzgar que tal o cual actor o entrevistado es serio o no somos nosotros. El de la radio... ya lo siento... tiene que tragar y hacerme pasar a mí el buen rato. Como ha hecho Gemma... hacer que no me entere de que está faltando un invitado. No hacerme partícipe de un supuesto enfado. Aunque se esté cagando en toda su familia. La radio la hacen los de la radio... pero la hacen para nosotros.

Vale, es cierto... colabora muchísimo también que el entrevistado tenga capacidad de encaje, cierta gracia, y me diréis que a Gemma no le terminó de descuadrar la ausencia de Berto, porque total, estaba Buenafuente... Vale... Pues en la próxima entrada que haga de "el invitado no aparece", cuando la haga, veréis que incluso en el caso de que el invitado no aparezca y sea el único, Gemma se ha podido sacar de la manga algo para hacer que pueda molar. Incluso notándosele enfadada, que quede bien... Es que hay estilos y estilos.

Me gusta más el estilo de "el que se merece pasar un buen rato es el oyente" al estilo "aunque sea en antena, a mí no me descuadra el programa ni dios, y que se note, y que el invitado se vaya escaldado". Es como si en una obra de teatro ocurre algo que va mal... no va un actor y dice: "oigan, que esto ha sido el que tenía que traer esto que la ha cagado". No. Se las apañan para que no se note, y en caso de que no se note, se las tienen que apañar para que la cagada me parezca genial. Ahí está el encanto, digo yo. Seamos oyentes exigentes. Comprensivos también, pero exigentes. 

4 comentarios:

  1. Si ayer me explotó el verguenzajenómetro sin tan siquiera escuchar el radiochip, hoy me estoy despollando con la risa.

    Muy buena la alusión al teatro cuando falla algo, Pacman. Lo importante es arreglarlo entre todos inmediatamente, no divulgar que alguien la ha cagado. Para el oyente, el invitado rema en la misma barca que el equipo del programa, a mí en mi casa tres cojones me importa que Paco León haya quedado a tal hora o de cual manera, lo que me importa es que ha quedado con la Gemio, y por eso merece la muerte lenta y dolorosa.

    Por otra parte, a Gemma sí se le nota pelín mosqueada, y ni ese pelín me mola. Si yo fuera presentador de un programa y me pasaran estas cosas, me haría SIEMPRE el tonto. Que luego la gente tiene accidentes de tráfico y quedas peor que Abellán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué te refieres con los accidentes de tráfico?

      Eliminar
    2. Pues imagínate a la Gemio una hora en plan "habíamos quedado con fulanito, pero es muy poco serio, muy mal profesional" y que fulanito haya tenido un accidente de tráfico.

      Eliminar
  2. He empezado a oirlo y he cortado. No trago con el alegre compadréo de Gemma, ese estilo que se usaría en el 'hablar por hablar' si el programa fuera alegre en lugar de depresivo.
    Mucho mejor la entrevista que les hizo Julia, incluso son mejores las entrevistas que les han hecho en otros programas de radio Barcelona.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...