sábado, 8 de septiembre de 2012

aciertos de esta temporada (2): el gabineterismo pardo

Ya sé que el jueves fue la presentación de Onda Cero... y, como siempre, si se pudiera conceder un premio a las mejores presentaciones de la radio, se lo llevarían todos los años los de RAC1 y los el de Onda Cero. Pero ya habrá radiochip de esta presentación... de momento, me apetece hablar de un acierto, precisamente, de esta cadena. Y no os penséis que lo de hoy no tiene relación con el "leit motiv" de la presentación de la cadena... 

Delgado ha vuelto al gabinete de Julia Otero. Esto, así, como noticia, igual no te dice mucho si no pertenecías al más de medio millón de "elitistas e intelectualmente elevados" (ojo, no lo digo yo...) de oyentes de "La Radio de Julia". Pero para ese más de medio millón, y quizá para los que escuchaban el "Pensar por Pensar" de "La Ventana", sí es una noticia de las gordas. Pero gordas, gordas. Y no solo. 

Todas las radios vendiendo cambios, evoluciones... revoluciones... piruetas raras, tocomochos... Y lo de Onda Cero es: "aquí estamos". Como la SER en sus buenos tiempos. Reclamando su pasado y su vigencia. Porque las cosas antiguas, si no pierden vigencia, buenas son. Y como Gemma se ha ido a las mañanas, ahora Manuel Delgado estaba libre... y ha podido volver a su espacio original. Se vuelve con Julia. Y no solo.

¿Por qué no sólo? Porque parece que esta temporada gabinetera han hecho caso a los oyentes entre los que me incluyo, y parece que van a ir pasando tanto de la política (si no es necesario) y parece que los temas de los gabinetes van a ser... mejores. Los buenos. Los interesantes. Los que escuchas 15 años más tarde y no pierden un ápice de interés. Por ejemplo... el martes hablaron de un tema actual (lo de separar chicos y chicas en las escuelas). Las opiniones no dependían de "ser del PP" o "ser del PSOE". El miércoles, sobre si éramos buenos de nacimiento... Venga, radiochip "rusoniano" (escuchadlo, de verdad):

Ir a descargar

Y ya que estamos, por el mismo precio... El lunes fue el primer gabinete de la temporada, y se encontraron ahí Delgado y Adriansens. Fue... un reencuentro en toda regla.  Por cierto, Delgado necesita gente de calidad con quien medir su ego. Con quien batallar. Con quien dar lo mejor de sí. ¡Y qué me decís de eso de  recordarle a Adriansens que antes era de derechas! ¡Ese Delgado iconoclasta total y retante! Venga, otro radiochip... del reencuentro:

Ir a descargar

Muy bien recuperar el tono de los temas... "sesudos". Atemporales, pero que conectan con los temas de hoy. Porque tras el programa de Julia, hay horas y horas de Brújula en los que ya se hablará en profundidad de los temas políticos... Y no pasa nada por que en tu programa no toques a todas las horas los temas de actualidad política. A las 18 h. de la tarde mola... "la nada", "la bondad", "la riqueza", "el perdón", "los váteres", "el calzado", "dios", "la fraternidad"... Temas que te hagan pensar.

No, no solo... con gente que te haga pensar. Si la gente en las auditorías son todos de Adriansens (y reclamamos que se enrolle y se vaya del tema aunque no venga al caso), y todos pedían la vuelta de Delgado... ¡Gran acierto radiofónico! Y lo que digo de reclamar que Adriansens se enrolle... "El Gabinete" es una pseudotertulia perfecta, perfecta, para que los contertulios se permitan irse por las ramas. Si se van por las ramas, quizá es por una razón, y quizá nos corta el rollo que venga alguien y diga "pero estábamos hablando de tal tema..." El tema se puede retomar otro día. Quiero que me hagan pensar... Quiero que me hagan partícipe de sus idas de olla. Porque ahí está... lo inesperado. Lo genial. Lo que interesa. Como cuando estás con un amigo y te pegas horas y horas hablando... que no terminas ningún tema. Porque la conversación era entretenida. Pues los gabinetes, casi igual. Porfa. 

13 comentarios:

  1. Que recuerdos. Año 1991 o 1992 sobre las 23:00h en la radio almudena grandes, juan adriansens y manolo delgado en el programa de júlia otero. Cada noche les escuchaba y de modo natural les seguí en su paso a las tardes. Con ellos me enamoré de Julia Otero, y fueron mi paso de la radioformula músical (sin abandonarla aunque pasandome a cadena 100) hacia la radio adulta y/o culta. Sin el gabinete formado por este triunvirato yo no seria quién soy a dia de hoy. Probablemente me haga volver de nuevo a las radios de las tardes pese a trabajar. Gracias Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me identifico totalmente con su comentario. grandes noches, acortando el sueño, pero tremendas las conversaciones, reflexiones y debates entre estos tres monstruos.Allí empecé a conocerlos y quererlos.

      Eliminar
    2. me identifico totalmente con su comentario. grandes noches, acortando el sueño, pero tremendas las conversaciones, reflexiones y debates entre estos tres monstruos.Allí empecé a conocerlos y quererlos.

      Eliminar
  2. Nunca he sido mucho de la radio de Julia, quizás por que a principios de los noventa sólo escuchaba la radio por onda media. Sí, todavía no conocía la FM.....

    A lo que vamos: Coincido en que es un gran acierto no sólo por que pasan de tratar lo que trata la inmensa mayoría, sino por que conseguirá arrastrar muchísima audiencia procedente de la ventana, una audiencia que imagino se habrá mudado sin dudarlo viendo los cambios de la nueva ventana.

    Julia está sabiendo dar grandes golpes: Goyo Benítez, ahora Delgado....

    Viendo la oferta que hay en el dial, tengo claro que julia va a ser mi prioridad por el momento.

    ResponderEliminar
  3. A mi me daba mucha pereza el retorno... pero el caso es que me emocioné con el reencuentro entre Delgado y Adrián Sens (al principio yo creía que su nombre de pila era Adrián jajaja).

    Con Delgado sube el nivel, aunque cada dos por tres acaban hablando de la crisis... pero bueno, está bien. Julia le maneja mejor que Julia, y Adriansens, Beni, etc., compiten en egos con él a diferencia de Manuel Cruz.

    ResponderEliminar
  4. No era oyente (por edad) de "La Radio de Julia" y no me ha gustado en sus dos primeras intervenciones el Sr. Delgado como gabinetero. Me congratulo con el regreso de Juan Carlos Girauta, que creo que compatibilizará la colaboración en Onda Cero como ABC Punto Radio. De alguna forma, equilibra ideologicamente el Gabinete.

    Sobre la temática del gabinete y volver a su esencia: partir de una noticia concreto a una generalidad, me parece extremadamente complicado con el aluvión de noticias negativas. ¿Cómo habla de temas "muy de gabinete" como "la nada", "la bondad", "la riqueza", "el perdón", "los váteres", "el calzado", "dios", "la fraternidad"... , si se anuncia ese día el mayor recorte presupuestario de nuestra historia, se anuncia el copago o se reducen prestaciones sociales? Dificil, muy dificil.

    Supongo que eso se quiere evitar con la sección del Tea Party a las 5, que no me convence demasiado: ni por el horario (pega más en el inicio del programa) y porque en días clave el análisis se puede quedar algo cojo con un solo tertuliano.

    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo que iba es que justo en algún momento del día habrá que hablar de otras cosas por muy mal que vaya la cosa... que no se pueden hacer 2 brújulas, vaya.

      Siempre hay tiempo para todo. Tiene que haberlo.

      Eliminar
    2. Personalmente agradezco que en algún momento del día, al menos una cadena no hable de la crisis. Ya nos están jodiendo bastante la vida para que, encima, las radios no nos den un momento de respiro, recordándonos continuamente la mierda que nos ahoga a cada vez más españolitos.

      Esta mañana, a las diez: Pepa hablando de macro-microeconomía, Del Pino de desahucios, Cristiana de que no habrá pelas para las pensiones, Segalés de los recortes a funcionarios y no se de que coño hablaría la Gemio porque procuro cuidar mi cerebro y ni se me ocurre escucharla.
      La radio también tiene un componente lúdico, de evasión, de fantasía... ¡Por favor!, ¿es necesario conocer al segundo la cifra de la prima de riesgo?, ¡si nadie tenemos puta idea de que significa! solo nos acojonamos un poco más.
      El más encarnizado Gabinete que recuerdo entre Delgado, Adriansens y Grandes fue sobre la felicidad: chillaron, golpearon la mesa, se insultaron... Julia tuvo que interrumpir con el sonido de gallinero que ponía (no se si seguirá haciéndolo) cuando hablaban a la vez y no se entendía, un montón de veces. Era fantástico, genial... radio-espectáculo hecha de la nada... bueno, de la nada no... del talento, la brillantez y la sabiduría.
      Para estar informado al segundo ya están R5, RAI, CatInfo... ¡Por favor!, algo de fantasía, de divertimento, de disfrute, de hedonismo... que ahora hacen falta más que nunca.
      Por otro lado, Delgado estaba absolutamente desaprovechado con Genma. En el mojón de tertulia de jóvenes no pintaba nada. Estaba desganado. No encontraba contrincantes a su altura, que fuesen capaz de darle la réplica. Y el feeling con Genma era nulo.
      En resumen, después de diez años, me vuelvo con Julia. Y creo que muchos también lo harán. Le auguro a Gelo grandes resultados de audiencia.

      Eliminar
  5. Lo mejor del Tea Party es el nombre, que es genial.

    ResponderEliminar
  6. Solo falta una sexóloga, sicólogo o alguien de similar cortedad mental para redondear el gabinete y rememorar lo mejor de la primera temporada nocturna. Obviamente: grande Delgado.

    ResponderEliminar
  7. CK... en el primer gabinete no eran siempre los tres fijos? La doctora Freixa también estaba?

    ResponderEliminar
  8. Sí, eran fijos y durante dos horas, con más tiempo para los oyentes -alguna vez llamé-. Si no recuerdo mal, la freixa sustituyó a un pisicologo.

    Ciudadano Ken.

    ResponderEliminar
  9. ¿Recordarle a Adriansens que antes era de derechas? Recuerdo ciertas intervenciones en algún gabinete cuya interpretación lógica no le relacionarían mucho con el progresismo que digamos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...