viernes, 5 de agosto de 2011

Juan Carlos Ortega

Si pudieras coger la radio como si fuera una esponja y la pudieses retorcer, saldría Juan Carlos Ortega. Llevo tiempo queriendo hablar de él, pero es que era tan... tan, que no sabía qué elegir para que ilustrase su humor, su calidad y su relación íntima con la radio. Y por fin lo he encontrado.

Juan Carlos Ortega es, pues, zumo de radio. La primer vez que supe de su existencia fue en "La Ventana" de Sardá, pero no sé si también estuvo con él en "La Bisagra". Después, cuando se fue Sardá, descubrí que ilustraba los gabinetes de Julia Otero en Onda Cero. Yo decía: "joder, qué bien hace este tío las introducciones de los temas". Cuando echaron a Julia, hizo unos audios sobre la desaparición del programa, pero que cuando los encuentre los pondré a modo de radiochip del recuerdo. Volvió a aparecer pero otra vez en "La Ventana" sustituyendo a los Especialistas Secundarios... Gemma estuvo inteligente sabiendo recaptar a colaboradores de Julia para su programa. Y descubrí que era una de esas voces pululantes porque me lo encontré colaborando (donde aún continúa) con Pepa Fernández en RNE. Con el tiempo supe que comenzó no en RNE, sino en la COM, y que precisamente con un tal Miquel Giménez, y que es el que se fue con Ortega de un sitio a otro.

Por si algún incauto no lo conoce, Ortega hace un humor... cómo decirlo... no sé si es muy clasiflicable. Es un humor raro. Raro pero genial. Digamos que él piensa una idea, que puede ser intrínsicamente humorística, que el humor lo hace aparte del tema, o a veces más que humor hace algo más parecido a la poesía reflexiva, que no te hace reír, pero te encuentras a ti mismo con la mirada perdida pensando en lo que has escuchado.

El estilo es siempre el mismo, y siempre es brillante: él pone las voces (no sé si usa un sintetizador o algo así he escuchado alguna vez) que son siempre las mismas, pero como decían los Especialistas, al final con tener tres o cuatro voces distintas para poder distinguir los personajes es suficiente. Son tan creíbles las voces que me acuerdo de alguna ocasión en que los oyentes creían que lo que estaban escuchando era 100% real y que llamaban incluso a la emisora para ofrecer ayuda u opinar sobre lo oído. Bueno, esto lo dejo también para otro día, que como veis el tema Ortega da para mucho. De hecho, este julio ha amenizado las tardes de domingo (una horilla) con "La Biblioteca"... que para encontrar los programas en cadenaser.com poco menos que hay que ser un hacker.

Pues como decía, él pone las voces y deja un espacio para que el presentador pueda, según guión, intervenir y hacer dúo con Ortega, que también permanece ajeno a sus propias voces pregrabadas. Y el resultado es éste: radiochip de los tópicos de radio... ¿No se merece Juan Carlos Ortega un Ondas?


Como veis, tenía que escoger un buen radiochip para ilustrar esta entrada. La mejor que he encontrado y en la que se vea lo currada que está su sección esta sección en "La Ventana" con el gran Toni Marín, que para mí ha sido el mejor sustituto que ha tenido Gemma Nierga. ¿Os dais cuenta de por qué? Porque el tema es la radio y sus tópicos, porque es divertida, porque el locutor antiguo es un clon de Luis del Olmo, porque es una manera de criticar los típicos latiguillos de radio de una forma completamente original y precisa.

Mola también al final cuando Ortega y Toni hablan sobre si llamaron de pequeños a la radio. Juan Carlos dice que escuchaba a Isabel Gemio (madre mía del amor hermoso) y Toni Marín dice que llamó para votar por un disco una vez a la radio. Son las típicas chorreces que se cuentan, anecdotillas tontas que pasan desapercibidas, pero que me encantan. Por cierto, que tuve ocasión de hablar con él medio minutillo un día que trajeron el "No es un Día Cualquiera" a Barcelona, pero poco pude hablar con él porque lo llamaron para que subiera ya a intervenir en el programa. Una pena, le hubiera preguntado mil millones de cosas más.

14 comentarios:

  1. Te leo desde hace meses por recomendación de un amigo. Ambos te admiramos aunque no comentamos salvo... causa de fuerza mayor.

    Pero hoy me ganas. Ortega es mayusculo, soberbio, original y majestuoso.

    Yo no sabía que empezó tanto atrás. Yo le conocé en la Ventana con Gemma Nierga, con su parentesis en Cronicas Marcianas, donde perdía en la tv pero el horario permitía mayores barbaridades, y su regreso. Es original y sublime.

    Hoy me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar
  2. Y añado, lo de imitar a Luis del Olmo... ha tenido tantas chorreces, imitar a Eduardo Haro Tecglen después de ´su barra libre, en la Ventana. Ponerse a discutir con sus personajes o lo que tú comentas... discutir sobre latiguillos de la radio... esta misma semana en el programa que le han dado se partía la cara a su manera con uno de sus personajes sobre "buenas noches si se incorporan ahora"...

    Es magnifico.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi que me gusta el humor absurdo y subrealista, el de este hombre no me hace ni pizca de gracia. Cuando se pone hacer esas entrevistas a personajes disparatados consigue que apague la radio.

    ResponderEliminar
  4. no puedo con él, lo siento... En cuanto lo oigo, cambio de emisora

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien sabe donde escuchar su programa de verano?

    ResponderEliminar
  6. http://www.cadenaser.com/buscar/la-biblioteca/audio

    mola.

    ResponderEliminar
  7. Gracias!

    Y mira que lo había buscado, pero no lo encontraba.

    ResponderEliminar
  8. Ortega es absolutamente genial. Un talento inclasificable, como los verdaderos talentos.

    ResponderEliminar
  9. Ortega es genial, aunque con el tiempo ya conoces un poco sus trucos y es lógico que ya no sea tan llamativo como antaño.

    Por cierto, tuvo su propio programa de televisión. Ese que supuestamente se hacía desde EEUU pero en realidad no era así. Duró poco.

    Fdo: el que nunca firma

    ResponderEliminar
  10. No puedo con él y con su "humor".

    ResponderEliminar
  11. yo todavía recuerdo el día en que se dedicó a entrevistar a "la gente", porque todo el mundo dice cosas como "a la gente le gusta...", "la gente es...", y uno nunca es parte de ese grupo llamado "la gente", así que Ortega trató de hablar con "la gente". Hoy todavía me acuerdo de ese día de radio y me río hacia adentro cuando alguien empieza a decir "porque a la gente..."

    ResponderEliminar
  12. Genial Juan Carlos Ortega. Como siempre. Yo me he llegado a aprender casi de memoria con los podcasts su curso de filosofía en las madrugadas del domingo al lunes en RNE. No sé si conoceréis el programa al que me refiero: La Noche en Vela. Bonito nombre y bonita sintonía.

    ResponderEliminar
  13. Así trabaja un demente en la SER

    https://www.youtube.com/watch?v=nnJheWnVQ9c

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...