viernes, 3 de septiembre de 2010

"La Ventana" se ha hecho mayor. Y sus niños, también

Aún recuerdo cuando Gemma heredó "La Ventana" de Sardá. Aquel verano antes del debut era Roberto Sánchez, y a día de hoy me sigue pareciendo que aquella fue una de las mejores "ventanas del verano ". Al final del programa, el último día, llamaron a Gemma, le hicieron una brona (que un día subiré) y terminaron pregunrándole sobre algunos de los nuevos contenidos del programa. De aquello hace ya 13 años.

Y de lo poco que adelantó fue que habría una tertulia de niños. Y yo pensé: "pues no te creas tú que me gusta la idea demasiado". Pasados los años, la tertulia aquella, que consistía en niños comentando la actualidad (y lo que surgiera) no es que me entusiasmara, pero no estaba mal. En el año 2000 recibió la tertulia de niños un premio Ondas Internacional de radio. Hombre, sigo pensando que tampoco era para llevarse el premiazo, pero bueno... Pasados los años, cambiaron los niños, hubo alguna fórmula distinta de tertulia, pero nunca volvió a ser tan guay como aquella en la que estaban Alba, Marc, Pol y Vicky. Tanto tiempo que había escuchado la tertulia y no tenía ni idea de que Alba era ciega.

Hace un par de años me quedé pensando "oye, pues los podían reunir ahora que seguro que son mayores de edad". Y resulta, que el miércoles, como inicio de la temporada, sorpresa: los niños de la tertulia, que ya son mayores, comenzaban el programa. Era guay comparar su presente con el futuro que ellos deseaban o imaginaban. Era guay ver cómo habían cambiado sus voces y cómo habían ganado, sobre todo en... vergüenza. ¡Qué cortados en comparación de cómo eran! ¡Cómo gritaban en antena los condenados hace años! Y ahora los oyes ahí todo modosillos... Bueno, escuchemos el radiochip postinfantil:


Ahora me quedo pensando: fíjate que ya son años de "Ventana". La de años que lleva el programa, y sigue con algunos de sus colaboradores que estaban incluso antes de Gemma. (Esto iba por el gran Javier Cansado). Sobre todo porque cuando yo escuchaba aquella tertulia no era ni mayor de edad. ¡Cómo pasa el tiempo! ¡Cómo ha molado la cosa!

A todo esto, cambiando de tema, después, en la siguiente hora, se juntó la retransmisión de baloncesto y la de ciclismo. Y qué sorpresa... en vez de hacer como siempre, que es dar paso al Carrusel, estaba Gemma de maestra de ceremonias dando paso a los comentaristas, comentando algunas cosas sobre el partido, datos de los deportistas, y todo eso. Y qué bien lo hizo. Que no quede como un hachazo a los nuevos del Carrusel, pero es que le quedó todo redondo. Un pelín naïf, pero me reí y me enteré de todo. Me encanta que haya vuelto.

Por cierto, que sí, que falta un "niño" (Marc), que estaba en Irlanda. La semana que viene ha anunciado Gemma que también lo tendrán. Así que se aclara el misterio del niño perdido. Momento chenchismo.

2 comentarios:

  1. Que buena idea! A veces las ideas más sencillas son las que más molan.

    ResponderEliminar
  2. lo siento ..... no puedo con esos niños, tan resabiondos..... Y a esta mujer le encantan, incluso en la tele se empeñó en ello. Las gracias de los niños son para sus padres y abuelos, a los demás nos da un poquillo igual, pero como son niños..... pos eso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...