miércoles, 20 de enero de 2010

la primicia primiciosa

La noticia que otros medios no han querido, no han podido o no han sabido ver. A las 8 en punto de la mañana en M80, hace ya muchos años, los payos rangers de la radio, tras los pitos y la careta del programa sonaba una sintonía y comenzaba Guillermo Fesser a contar la primicia.
El programa de Gomaespuma tiene mucha historia, ellos tienen muchas historias, y hay miles y miles de anécdotas y audios de este programa. Eran la joya de M80, su programa estrella. Llegaron a llenar 6 horas de programación: de 7 a 10 de la mañana y de 1 a 4 de la madrugada, cuando lo repetían.

La primicia consistía en una anécdota graciosa que le hubiera pasado a alguien, que siempre siempre permanecía en el economato, y que "jamás" se revelaba su identidad. Y la cosa la contaban -a su manera- en el programa. Los oyentes mandaban muchas anécdotas y durante mucho tiempo era lo primero que yo oía en la radio. Hasta que no terminaba la primicia no me podía levantar de la cama. Me encantaba porque siempre en el estudio tenían público viendo el programa y riéndose de todo lo que contaban. Aunque, como se ve en la imagen, pegarse el madrugón al punto de la mañana para ver el programa provocaba que el público tuviera algo de sueño...

Después de la primicia, "en el mundo habían pasao otras cosas, de menos importancia", que era cuando daban las noticias. Echo de menos despertar todos los días con una primicia primiciosa. En el radiochip-exhibicionista, la "historia de Antoñín".

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...